La Fiscalía de Estados Unidos salpica a Mediapro en el escándalo de los sobornos por el Mundial de Qatar

  • Deportes
  • 07-04-2020 | 20:04
  • Escribe: Pablo Ruiz

Un cofundador de Mediapro habría pagado sobornos para asegurarse los derechos televisivos de Rusia 2018 y Qatar 2020


Gerard Romy (65 años), exsocio de Jaume Roures y cofundador de Mediapro ha sido acusado de soborno por el Tribunal Federal de Brooklyn (Estados Unidos). (Barça y Atlético se pelean por una víctima de Marcelo)

La Fiscalía norteamericana acusa a Romy a sus ‘colaboradores en la conspiración’ de haber pagado presuntamente 3 millones de dólares para obtener los derechos televisivos de partidos clasificatorios para los Mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2020.


Los delitos

De este modo, el empresario catalán Gerard Romy ha sido acusado de fraude, blanqueo de capitales e integración en organización criminal, delitos que pueden ser castigados con hasta 20 años de cárcel cada uno en Estados Unidos.

Según la Fiscalía, Romy y sus ‘colaboradores en la conspiración’ habría pagado tres millones de euros al que fuera directivo de la Unión Caribeña de Fútbol y presidente de la Concacaf Jefrey Webb con el objetivo de asegurarse los derechos anteriormente citados.


Gerard Romy

Gerard Romy, al que califican como “ejecutivo de alto rango y accionista de Imagina, un conglomerado multinacional de medios privados con sede en Barcelona (España)” no es el único acusado.

‘Colaboradores de la conspiración’

Entre sus ‘colaboradores en la conspiración’ hay exejecutivos de la 21st Century Fox (Hernán López y Carlos Martínez) y una empresa de marketing deportivo con sede en Argentina, Full Play Group SA.



Romy participó en esquemas para pagar millones de dólares a los dirigentes futbolísticos anteriormente citados para asegurar los medios y los derechos de comercialización de los partidos clasificatorios para el Mundial de la FIFA organizados por la Unión Caribeña y por la Concacaf”, reza el escrito de la acusación.

Romy y sus colaboradores en la conspiración acordaron pagarle a Jeffrey Webb (...) un soborno de 3 millones de dólares a cambio de una parte de un contrato que otorga los medios y los derechos de comercialización de partidos clasificatorios para el Mundial de 2018 y 2022”, prosigue el escrito.

“Durante muchos años los acusados y sus cómplices corrompieron el gobierno y los negocios del fútbol internacional con sobornos y se involucraron en esquemas criminales fraudulentos que causaron un daño significativo al fútbol”, apunta el fiscal Richard O. Donoghue.

“Los cargos revelados hoy reflejan el compromiso continuo de esta Oficina para erradicar la corrupción en los niveles más altos del fútbol internacional y en las empresas dedicadas a promover y transmitir el deporte”, afirmó el fiscal Richard P. Donoghue.

“Estas empresas y personas deben comprender que, independientemente de su riqueza o poder, serán llevados ante la justicia si utilizan el sistema financiero de los Estados Unidos para corromper”, añade el fiscal Donoghue.

“Esto debe servir de aviso a todos los que todavía esperan ganar millones de forma corrupta”, sentencia William F. Sweeney, alto cargo del FBI.

La comparecencia del exsocio de Jaume Roures, Gerard Romy, todavía no ha sido programada.

Facebook Twitter

Participa en la encuesta de DonDiario


Deja tu Comentario