La exclusión social se ha disparado un 12% en Cataluña en 3 años mientras malgastan en independentismo, chiringuitos y brujas

La exclusión social se ha disparado un 12% en Cataluña en 3 años mientras malgastan en independentismo, chiringuitos y brujas

05/02/2022

| Celeste De Sebastián

Facebook
Twitter

Mientras el Govern independentista sigue despilfarrando el dinero público, los miles de ciudadanos catalanes sufren problemas económicos graves.

La pandemia del coronavirus no sólo ha tenido una brutal consecuencia social y sanitaria en todo el territorio nacional de España, así como en gran parte del mundo; también ha traído una brutal crisis económica, que ha golpeado con fuerza a gran parte de la ciudadanía española.

Un golpe que, sin embargo, no parece haber hecho mella en la gestión económica de la Generalitat de Cataluña, que mantiene sus planes de financiación a diferentes chiringuitos y proyectos independentistas para este año 2022, lo que supone miles de millones de euros enfocados únicamente al proyecto independentista.

Los 9.000 asesinados de Lluis Companys valen menos que 59 brujas del siglo XVI

Proyecto que va desde el mantenimiento de las diferentes asociaciones e instituciones independentistas, que dependen de las subvenciones del Govern, hasta el pago de más de 100.000 euros en un documental sobre brujas catalanas del siglo XVI.

Estrategia económica de la Generalitat de Cataluña que, sin embargo, no contempla la posibilidad de invertir esos miles de millones de euros de los presupuestos autonómicos, ni de los fondos REACT de la UE, en elementos que realmente ayuden a la ciudadanía catalana.

Miles de ciudadanos catalanes, en exclusión social

Una ciudadanía catalana que atraviesa una crisis social y económica sin precedentes, tal y como se ha podido conocer gracias al último informe de Cáritas sobre exclusión y desarrollo social.

Un informe que establece que un 29% de los catalanes sufrió exclusión social en 2021; una cifra muy superior a la registrada apenas tres años antes, del 17%, estando afectados en la actualidad más de 1,5 millones de catalanes, que sufren exclusión social severa.

El polémico informe que Ada Colau ha tenido oculto durante meses

Exclusión social que va de la mano en Cataluña a las dificultades de encontrar un empleo: así pues, casi 400.000 hogares catalanes tienen inestabilidad social grave, mientras otros 248.000 hogares tienen a todos sus miembros en paro.

Datos que, sin embargo, no parecen afectar ni lo más mínimo a los dirigentes independentistas, que no parecen querer preocuparse por sus propios ciudadanos, a los que dicen representar, estando únicamente centrados en llenar sus propios bolsillos, y los de aquellos que defienden el nacionalismo catalán más totalitario y egoísta.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario