La estremecedora historia de la 'bestia de Ucrania', "el mejor asesino del mundo": 7 años, 52 víctimas

  • Sucesos
  • 27-01-2021 | 07:01
  • Escribe: Álvaro Jiménez

Anatoly Onoprienko asesinó a 52 personas entre 1989 y 1996 y alardeó de ser "el mejor asesino del mundo"


Anatoly Onoprienko, conocido como 'la bestia de Ucrania, fue un asesino que acabó con la vida de 52 personas en un periodo de siete años (entre 1989 y 1996). Alardeaba de ser "el mejor asesino del mundo".

Onoprienko se llegó a definiri como "el diablo". El asesino ucraniano llegó a matar a diez niños durante el periodo citado anteriormente, algunos de ellos eran bebés a los que asfixió en la cuna.


El asesinato por celos que tiene conmocionada a toda Sevilla

Las autoridades le detuvieron en 1996 y Anatoly Onoprienko tuvo que responder ante la justicia en 1998. Tras no mostrar ni una pizca de arrepentimiento, 'la bestia de Ucrania' fue condenada a cadena perpetua.


"La gente no aprecia la vida. Es necesario que contemple el horror. Yo soy el horror que empuja a la gente a vivir de otra manera", dijo el asesino ucraniano para justificar sus asesinatos.

¡¡Un asesino convicto tortura y decapita a su compañero de celda!!



Tras llevar a cabo una investigación, las autoridades policiales determinaron que el móvil de Anatoly Onoprienko para asesinar era el dinero. Robaba en las casas de sus víctimas y les quitaba la vida para que no le reconociesen y delatasen.

Además, para no dejar huellas de su paso por la vivienda, Anatoly Onoprienko prendía fuego a la casa con los cuerpos de sus víctimas dentro. Por ello se ganó el apodo de 'la bestia de Ucrania'.

Ni el coronavirus lo frena: Aumentan los homicidios en Madrid en 2020

Murió en 2013 de un ataque al corazón

El 27 de agosto de 2013, Anatoly Onoprienko murió en la cárcel en la que estaba cumpliendo condena por los 52 asesinatos que cometió años atrás. Falleció tras un ataque al corazón.

Onoprienko, que nació en Ucrania en 1959, tuvo una infancia complicada. Su padre le dejó en un orfanato poco después de que su madre muriera. Para ganarse la vida, comenzó a delinquir desde muy joven.

En 1989 dio un paso más en sus delitos al acabar con la vida de las personas a las que robaba. En ese primer año, asesinó a un total de 9 personas y se marchó del país antes de ser detenido.

Recorrió varios países europeos y llegó a estar seis meses en una cárcel de Alemania antes de regresar a Ucrania. Entre octubre de 1995 y marzo de 1996, Onoprienko mató a 43 personas más y llevó a cabo numerosos robos. El asesino fue capturado en abril de 1996

El modus operandi de Onoprienko

Anatoly Onoprienko elegía una casa que estuviese más o menos aislada y se colaba cuando los propietarios estaban dentro. Posteriormente, reunía a todos los inquilinos en una sola habitación.

Lo primero que hacía era matar a tiros a los hombres. Luego, utilizando cuchillos y hachas, asesinaba a las mujeres y niños. En el caso de los bebés, Onoprienko los asfixiaba en su cuna.

Para cerrar el ritual del horror, 'la bestia de Ucrania prendía fuego a la casa con el objetivo de que la policía no encontrarse ninguna prueba que les llevase hasta él.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario