La estafa que tiene en jaque a la policía: usan la cuarta dosis de la vacuna para controlar tu teléfono móvil

  • Sucesos
  • 20-07-2022 | 07:07
  • Escribe: Enrique Sanz
Los delincuentes aprovechan cualquier resquicio para atacar la ciberseguridad de los ciudadanos españoles


Las autoridades españolas han emitido una urgente alerta que concierne a todos los ciudadanos en uno de los peores momentos de la pandemia de COVID-19 que asola el planeta entero. Las infecciones por esta insidiosa enfermedad provocan que los afectados deban someterse a nuevas rondas de vacunación para aumentar su protección respecto de esta enfermedad.

Sin embargo, donde los españoles ven seguridad ante esta amenaza extranjera, muchos otros ven una oportunidad de negocio y de hacer daño a quienes menos se lo merecen. Por eso, las fuerzas policiales están preparadas y en alerta por los más que numerosos y recientes casos de estafa que se están produciendo a lo largo del territorio español debido a estos procedimientos sanitarios.



La imposición de la cuarta dosis de la vacuna contra el COVID-19 es una oportunidad de oro que muchos ciberdelincuentes no desaprovechan para cometer varios delitos en el proceso. Los estafadores primero llaman a sus víctimas suplantando la identidad de un funcionario del Ministerio de Sanidad para hacerle llegar a la persona en concreto que la posibilidad de someterse a una nueva vacunación ya está abierta y totalmente disponible. De esta forma, usando los miedos y las inseguridades de muchos españoles y suplantando la identidad de personal del Estado, los estafadores se ganan la confianza de sus víctimas.

El siguiente paso es enviar un SMS al número de móvil de la persona estafada, que han obtenido previamente gracias a contractos y pactos de dudosa legalidad a través de empresas que se dedican a proporcionar este tipo de información a quienes lo soliciten, siempre que paguen una cantidad concreta de dinero. 



Cuando los estafadores han enviado este SMS, la víctima clica en el enlace adjunto al mensaje, lo que permite a los ciberdelincuentes obtener total acceso a los sistemas e información del teléfono móvil en cuestión de segundos, pudiendo incluso 'secuestrar' el dispositivo en caso de que se les antojara realizar tal vil práctica. Sin embargo, el control del teléfono móvil también comporta el robo de datos sensibles, como contraseñas, información bancaria y acceso a datos restringidos de completo control personal como números identificativos.

Para combatir estos fraudes, se ha establecido una alianza clave entre el Ministerio de Sanidad y las autoridades policiales encargadas de investigar este tipo de ciberdelincuencia. Las autoridades policiales no dudan en recordar a todos los españoles que la cuarta dosis, a pesar de que estar aprobada por las autoridades sanitarias, está solo recomendada y disponible para todos aquellos españoles que hayan superado la barrera de los 60 años de edad y para todos los ciudadanos integrantes de los grupos conocidos como población de riesgo. Además, otro de los factores que ayudan a desmontar esta estafa es su fecha de inicio, que todavía no ha sido fijada por las autoridades sanitarias competentes.



Los ciberdelitos han sufrido un dramático aumento con la llegada de la pandemia a nuestras vidas, que se ha convertido en el principal telón de fondo de todos aquellos que solo buscan provocar sufrimiento y dolor en los españoles y lucrarse a su costa, con unas prácticas cuestionables y más que condenables contra las que toda la sociedad debería unirse en apoyo a las autoridades policiales, actualmente entregadas por completo a detener a estos desalmados que atacan sin piedad a españoles inocentes.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario