La épica remontada de España ante Yugoslavia en la Euro 2000: dos goles en el descuento para pasar a cuartos

  • Hemeroteca
  • 24-09-2021 | 08:09
  • Escribe: Redacción

España necesitaba ganar a Yugoslavia para pasar a cuartos de final de la Eurocopa y tiró de épica para lograrlo




La selección española se enfrentó a Yugoslavia en la tercera jornada de la fase de grupos de la Eurocopa del 2000 con los deberes por hacer. Necesitaba un triunfo si quería estar en los cuartos de final del torneo de selecciones y tiró de épica para lograrlo.

El encuentro, que llevó un ritmo frenético, comenzó con los dos equipos buscando abrir el marcador aunque con cierto respeto ya que el objetivo era no descuidar la defensa. Sin embargo, el gol de Milosevic a la media hora de encuentro hizo que el partido se volviese completamente loco.



El Real Madrid no ficharía a Ousmane Dembelé ni gratis

España necesitaba reaccionar ya que, para estar en la siguiente ronda, solo valía la victoria. El tanto de la igualada llegó en el minuto 38 cuando Alfonso se encontró un balón en el interior del área y, sin pensárselo dos veces, la colocó lejos del alcance del portero.



Con resultado de 1-1 se llegó al descanso. En la segunda parte, Yugoslavia volvió a adelantarse en el marcador con un disparo de Govedarica desde la frontal del área que no pudo detener Santiago Cañizares, el portero de la selección española aquella noche.

España volvió a reaccionar prácticamente de inmediato con un tiro de Munitis desde fuera del área que entró en la portería de Yugoslavia tras tocar en el palo. Ese gol volvió a meter al combinado nacional en el partido y a dejarlo con opciones de pasar a cuartos.



Sin embargo, el jarro de agua fría llegó en el minuto 75. Komljenovic aprovechó un balón suelto en el área para marcar el tercero de los yugoslavos y dejar a España a quince minutos de caer eliminada en la fase de grupos de la Eurocopa del 2000.

Pintus ha prometido a Ancelotti un 'nuevo' Rodrygo: acabará el curso al nivel de Vinicius



La épica de España

La selección española dio un paso al frente y se volcó para buscar el empate lo antes posible. Sin embargo, el gol se hizo esperar hasta el minuto 90. Gaizka Mendieta, desde los once metros, igualó el encuentro tras engañar al portero de Yugoslavia, que se tiró al lado contrario.

En la última jugada del partido, cuando todos daban por hecho que España caería eliminada en la fase de grupos, apareció Alfonso. Con una volea magistral, el delantero español marcó el cuarto gol para el combinado nacional y logró el billete para los cuartos de final.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario