La entrometida Iglesia catalana, denunciada ante el Papa Francisco

  • Cataluña
  • 26-11-2018 | 07:11
  • Escribe: Eva Martín

Carta al Papa Francisco para que ponga orden en la Iglesia catalana: Solo faltaba el clero mezclado con los independentistas.




La iglesia ya tiene bastante trabajo como para inmiscuirse en una causa política. Hay muchas personas dependientes en Cataluña que agradecerían la ayuda de alguna monjita.

En Cataluña, la iglesia se ha 'mojado' y tanto el obispo de Solsona como la monja Caram, entre otros, apoyan el procés. Se dice de Quim Torra que es un hombre muy religioso, pero esto se contradice con lo que ha dicho y ha escrito. ¿Puede ser religioso y hombre de fe una persona que llama a sus congéneres 'bestias taradas', 'hienas con una tara en el ADN' y otras lindezas que todos sabemos?



Según ha publicado OK Diario, el presidente de la asociación suiza Cataluña pueblo de España ha dirigido una carta al Papa Francisco en la que le pide que le reciba en audiencia para expresarle su preocupación por la implicación de amplios sectores de la Iglesia catalana en el golpe de Estado separatista de Carles Fuigdemont y Quim Torra.

La carta ha sido remitida este sábado desde Lausanne y está encabezada con un titular que no deja lugar a dudas: "Apoyo a delincuentes y golpistas de miembros de nuestra Iglesia en la autonomía catalana".



Así es la carta al Papa Francisco que denuncia a la Iglesia catalana

El escrito está acompañado de un dossier de 24 páginas, que recoge decenas de casos del apoyo de la Iglesia catalana a los golpistas: desde la colocación de banderas esteladas en el campanario de las parroquias, a la colaboración de sacerdotes para ocultar las urnas del 1-O o las declaraciones de las monjas independentistas Sor Lucía Caram y Teresa Forcades.

"Su Santidad Francisco, mediante esta carta queremos hacerle partícipe de nuestra gran preocupación por nuestra santa Iglesia. El comité Cataluña pueblo de España se constituyó en Lausanne, la pasada primavera, para arrojar luz sobre el intento de golpe de Estado que tuvo lugar en Cataluña el 6 y 7 de septiembre de 2017. Somos todos voluntarios y activistas tanto en Suiza y en la autonomía catalana, como también en Madrid, Valencia, Alemania, Francia y Bruselas".



A continuación, los representantes de la asociación, François Meylan y Patricia González, denuncian ante el Pontífice "la participación reiterada de miembros responsables de la casa de nuestro Padre junto con los delincuentes y golpistas vinculados al aparato separatista catalán que, recordemos, ha decidido situarse fuera de la ley y la moralidad y no representa en modo alguno a toda Cataluña y sus 7,5 millones de habitantes".

El País Vasco ya fue un ejemplo de la intromisión de la Iglesia en la causa sanguinaria de ETA. Que no se vuelva a repetir.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario