La endeble 'democracia' del líder de los Mossos indepes: contra la oposición, intolerancia

  • Cataluña
  • 31-12-2020 | 08:12
  • Escribe: Redacción

Albert Donaire, líder de los Mossos separatistas, no respeta a los que no piensan como él


Albert Donaire, líder de los Mossos separatistas, lleva varios años incitando al odio hacia España y reclamando la independencia de Cataluña recurriendo a los ataques, los insultos y la violencia.

Forma parte del separatismo más radical y, como tal, aprovecha cualquier oportunidad para criticar a las personas que no piensan como él, aunque también sean afines al independentismo catalán.


Albert Donaire, el mamarracho policía independentista que desprecia a los “soldaditos"

En los últimos días, el mosso independentista Albert Donaire se ha dedicado a bloquear a periodistas separatistas que han criticado con dureza la unión electoral sellada entre JxCAT y Demòcrates.


Donaire apoya este pacto y no tolera que un sector que defiende la independencia se haya posicionado en contra. Para 'callarles, ha optado por bloquearles en las redes sociales.

El Mosso independentista Albert Donaire recibe de su propia medicina: ¡¡Los suyos 'okupan' la Meridiana y a él se lo hacen en su casa!!



Es curioso que tome estas medidas cuando en su perfil de Twitter se puede leer el lema "Libertad de expresión". Por lo tanto, Albert Donaire 'defiende' la libertad de expresión pero no la aplica en su ámbito más personal.

Desde hace años, el separatismo catalán se ha llenado la boca con la palabra 'democracia' y ha exigido respeto hacia aquellas personas que quieren que Cataluña sea independiente.

El líder de los Mossos indepes cambia la porra por el atril para seguir intoxicando

Intolerancia e independentismo, dos conceptos que van unidos

Sin embargo, como se puede ver en el caso concreto de Albert Donaire, el independentismo catalán ni respeta la opinión de los que no piensan como ellos ni aplican los valores de la democracia.

Toda persona que no esté de acuerdo con su ideas y que tenga un discurso que no les gusta acaba bloqueado e insultado. Es decir, piden respeto y libertad de expresión a cambio de intolerancia

Facebook Twitter
Deja tu Comentario