La empresa de transportes de Barcelona se lava las manos tras el secuestro de dos niñas por un conductor de autobús

  • Sucesos
  • 28-12-2021 | 09:12
  • Escribe: Gonzalo Palacios
El conductor de un autobús de la línea H16 de TMB se negó a dejar bajar a dos chicas


Una mujer ha denunciado que el conductor de un autobús de la línea H16 de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) se negó a dejar bajar a sus hijas, de 12 y 18 años, en la parada que habían solicitado. La mujer lo ha denunciado a través de la red social Twitter.

La mujer ha explicado que el pasado 23 de diciembre las jóvenes volvían a su casa, en torno a las 19.15 horas, en el autobús H16 desde la Avenida Icària. El autobús se fue vaciando con el paso del trayecto hasta que las dos chicas se quedaron solas con el conductor.



TMB pide perdón por usar el castellano en el Metro de Barcelona

Cuando faltaba poco para llegar a la parada correspondiente, una de las chicas pulsó el botón para bajar, pero el conductor no abrió las puertas ni en la parada solicitada ni en la siguiente, lo que llevó a las chicas a sospechar que algo raro estaba sucediendo.



La hija de 18 años suplicó varias veces que las dejara bajar pero el conductor seguía sin hacerlas caso. Solo abrió las puertas cuando una de ellas amenazó con llamar por teléfono a su familia. Entonces, el empleado las dejó en una zona desierta del barrio de la Mina, a Sant Adrià del Besòs.

Desde ese punto, muertas de miedo y de la mano, tuvieron que volver a casa. Cuando llegaron a su domicilio, la madre de ambas puso una reclamación inmediata a Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) por lo sucedido esa tarde en el autobús H16.



"Los hechos son gravísimos, esperamos que actuéis de manera inmediata y nos dais una respuesta", fue el mensaje que la madre transmitió a la empresa, que respondió poco después de una forma totalmente inesperada para la mujer, que estaba muy enfadada por el secuestro.

Puigneró señala a España por el fracaso de la ampliación del aeropuerto de El Prat



La respuesta de la empresa

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) no tardó en dar una respuesta a la mujer. Lo primero que hicieron fue pedir disculpas justo antes de asegurar que no han podido identificar al conductor. "No se ha podido identificar el agente en servicio, ya que desconocemos el número de calca o matrícula del autobús".

"Hemos trasladado vuestros comentarios al departamento que gestiona la línea H16 para que recuerde a todos los empleados que aquel día prestaron servicio en esta línea que hay que cumplir las obligaciones del servicio con la máxima diligencia", añadió la empresa en una respuesta que no convenció a la madre.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario