La economía española suspende en Europa: las promesas del Gobierno solo son mentiras que no convencen a nadie

  • Política
  • 21-01-2022 | 21:01
  • Escribe: Celeste De Sebastián
España registra números escandalosos a nivel europeo en cuestión de déficit, deuda pública y paro.


La pandemia del coronavirus azotaba, no sólo a la salud de miles de españoles, sino también a su bolsillo: y es que el Covid-19 pronto se convertía en un auténtico mazazo para la economía española, muy dependiente de las pequeñas empresas y del turismo.

Caída en picado de la economía nacional ante la que el Gobierno de España, con Pedro Sánchez y Nadia Calviño a la cabeza, intentaban mantener un discurso positivo, asegurando tanto ante la opinión pública española como ante las instituciones europeas que España se convertiría en "el motor del crecimiento en Europa" durante en 2021.



Palabras que acababan convirtiéndose en una escandalosa mentira, demostrando que, a pesar del perfil profesional y serio que ofrece Calviño, la vicepresidenta primera del Gobierno ha acabado cayendo en repetir las mismas mentiras que el resto del Ejecutivo nacional.

Y es que los datos hablan por sí solos: España vuelve a estar a la cola de la recuperación europea post-covid; algo que el Ejecutivo sanchista se niega a admitir, asegurando que la economía nacional crecerá un 6,5%... en contra de lo que opinan la OCDE, INE, FMI, Caixabank, BBVA, Funcas o la Airef.



Déficit, deuda pública y paro

Pero el PIB nacional y el crecimiento económico del país no son los únicos datos que preocupan en Europa, y que dejan en evidencia a la pésima gestión económica del Gobierno nacional.

Así pies, la oficina estadística Eurostat publicaba este viernes el desequilibrio presupuestario español, con un agujero económico del 7,3%, siendo sólo superado por el déficit de Malta, del 8,1%.



España también se encuentra en números nefastos en deuda pública, siendo uno de los países europeos con mayor ratio sobre el PIB en deuda nacional, así como en el caso de la inflación, siendo España el país con la economía con la mayor presión inflacionista, sólo por detrás de Estonia, Letonia y Lituania.

Números económicos que tampoco son positivos a nivel empleo: y es que, a pesar de las promesas y las palabras de Sánchez y su equipo de Gobierno, la tasa de paro del país, del 14,1%, duplica con creces la tasa de desempleo de la UE (6,5%) y casi duplica la de la eurozona (7,2%).



Facebook Twitter

Deja tu Comentario