La dictadura de Juego de Tronos en los premios Emmy

  • Opinión
  • 16-09-2018 | 14:09
  • Escribe: Redacción

La popular serie Juego de Tronos, basada en los libros de George R. R. Martin, conquistó nueve estatuillas en la 70ª edición de los Premios Emmy.


La popular serie de ficción Juego de Tronos se ha adjudicado nueve estatuillas en la 70ª edición de los Emmy, incluyendo el premio a la mejor serie dramática, y ha sido la producción más premiada de este año.

El Teatro Microsoft de Los Ángeles ha acogido una vez más la entrega de los premios más importantes de la industria de la televisión estadounidense. Los Emmy han coronado a Juego de Tronos como la serie que más premios ha recibido en la historia de estos galardones, con un total de 47 estatuillas. Y aunque el año pasado no pudieron participar, por el retraso de la última temporada, en esta edición han salido por la puerta grande.

Los creadores de Juego de Tronos, David Benioff y D.B. Weiss, encargados de recoger las estatuillas, agradecieron emocionados poder llevar a la pequeña pantalla “la locura mágica de George R. R. Martin”, su autor, y afirmaron que la serie “es tan buena como la gente que la lleva a cabo”. Por su parte, Peter Dinklage, el actor que encarna al mítico Tyrion Lannister, recogió el premio a mejor secundario, y agradeció que la serie le haya cambiado la vida, a pesar de “no poder caminar por la calle”, relataba entre bromas.

La segunda serie más premiada ha sido La maravillosa señora Maisel, con ocho estatuillas. Entre ellas la de mejor serie, mejor actriz protagonista (Rachel Broshanan), mejor actriz de reparto (Alex Borstein), mejor dirección y mejor guión. Todos esperaban que Elisabeth Moss se llevase el premio a mejor actriz, por su papel en El cuento de la criada, aunque finalmente fue Claire Foy quien se llevó el galardón por su papel de reina Isabel II en The Crown. Matthew Ryhs, por su parte, se llevó el premio a mejor actor por The Americans, la serie que recrea una trama de espías soviéticos infiltrados en los EEUU.

Además, los gigantes HBO y Netflix empataron a 23 estatuillas

La noche fue muy reivindicativa. Han sido los primeros Emmy tras el movimiento Me Too, que ha denunciado innumerables casos de acoso sexual en Hollywood. Los actores recordaron también a la comunidad LGTB, y reconocieron el gran trabajo de otros tantos actores negros que no habían sido premiados. La noche fue más amarga, en cambio, para los actores latinos. Penélope Cruz o Édgar Ramírez no se llevaron ningún premio. 

Aunque la nota insuperable de la ceremonia la puso Glenn Weiss, que tras ganar un Emmy a la mejor dirección por un programa de variedades, pidió matrimonio a su novia durante su discurso de agradecimiento. La respuesta de ella: “sí, quiero”.

Facebook Twitter Google+
Deja tu Comentario



Noticias relacionadas..