La despedida de soltero les sale cara: multa de 7.000 euros por lo que hicieron

La despedida de soltero les sale cara: multa de 7.000 euros por lo que hicieron

27/10/2022

| Iris López

Facebook
Twitter

Los acusados causaron un retraso de media hora en un tren

En el año 2018, once jóvenes celebraron una despedida de soltero a bordo de un AVE que iba desde la estación de Atocha de Madrid hasta la ciudad de Málaga. El escándalo que estaban provocando hizo que el tren estacionara de manera prolongada en Córdoba, donde intervino la Policía Nacional.

El tren paró más de media hora, ocasionando una demora en el itinerario y obligando a Renfe a indemnizar a los pasajeros por incumplir su compromiso de puntualidad, por los 23 minutos de retraso con que llegó el AVE a la estación de Málaga.

Cuando la policía llegó obligaron a los jóvenes a bajarse del tren y se les impuso una multa por desorden público. Pero ahora, un juzgado de Madrid les ha condenado a pagar a la compañía de trenes 7.676 euros, a razón de 697,82 euros cada uno, cantidad de dinero que Renfe tuvo que abonar a los 216 pasajeros del AVE como compensación.

¿Dónde comenzó la fiesta?

Según la información publicada por el diario 'El Caso', a través de los testimonios de los pasajeros, aquel día se encontraban en ese tren hasta tres despedidas de soltero diferentes, sin embargo, no se podían identificar debido a sus disfraces de tiroleses y capitanes de barco. 

Pero los acusados comenzaron la fiesta en la barra del bar del tren y se les fue de las manos. Tanto es así, que el escándalo se podía escuchar a tres vagones de distancia, según los testigos.

El revisor intentó poner orden en varias ocasiones, sin embargo, no lo consiguió por lo que decidió pedir a los alborotadores que abandonaran el tren en la próxima parada, Córdoba. Fue en este momento cuando pidió la asistencia de la policía, quienes finalmente pudieron echar al grupo.

Durante la parada en Córdoba, el grupo de la despedida empezó a montar cada vez más escándalo y cuando llegaron las autoridades se negaron a irse del tren. Esta negativa hizo que el tren se retrasara media hora, cuando esta parada tendría que haber durado tan solo 15 minutos.

Mientras todo esto ocurría, los demás pasajeros del AVE no fueron informados del motivo por el que no se reanudaba la marcha.

Los acusados tienen la responsabilidad total

El Juzgado de Primera Instancia número 43 de Madrid ha eximido, a través de una sentencia, a Renfe de culpa. Es decir, toda la responsabilidad recae sobre los jóvenes causantes del escándalo, quedando acreditada su responsabilidad civil dado que el retraso fue ocasionado por "la necesidad del auxilio de la Policía Nacional para conseguir que los condenados bajaran del tren".

A través de un comunicado, Renfe aseguró mostrarse "contundente con los comportamientos que alteren el viaje", y añadió que "no dudará a recurrir a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado cuando se produzcan casos graves de alteración del orden público".

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario