La decisión inhumana que ha acabado con la vida de una mujer: negligencia médica brutal

  • Sucesos
  • 08-07-2022 | 07:07
  • Escribe: Enrique Sanz
Este espantoso hecho se ha producido en tierras británicas


El doctor Isyaka Mamman ha sido detenido en Reino Unido acusando de un delito de negligencia médica por el que, presuntamente, le habría arrebatado la vida a una paciente de 48 años y madre de tres hijos. El esposo de la víctima estuvo implicado en el incidente, rogando al doctor Mamman que detuviera el procedimiento. El facultativo, de 85 años, ignoró las súplicas de Shahida Parveen y le provocó la muerte.

Los antecendentes de Isyaka Mamman no son positivos. Además de su avanzada edad actual, 85 años, el doctor había sufrido la pérdida de su licencia médica en varias ocasiones a lo largo de su carrera en la rama de la salud debido a las mentiras sobre su edad y a la realización de diferentes procedimientos de dudosa calidad, como el abandono de un paciente en mitad de una operación. Las autoridades policiales británicas le imputan un delito de homicidio por negligencia grave.



Shahida Parveen acudió al hospital con la intención de solucionar un problema de salud relacionado estrechamente con su sangre. Los doctores de aquel centro la derivaron directamente a Isyaka Mamman, quien sería el encargado de realizarle la biopsia de médula ósea. Supuestamente, el doctor Mamman es un especialista en hematología, y decidió aplicar una técnica diferente a la que el resto de facultativos emplean para realizarle la biopsia a Parveen. Este error de juicio acabó por costarle la vida a la mujer.

Para la realización de una biopsia, es necesario obtener una muestra de la médula ósea realizando una punción en el cuerpo humano a través del hueso de la cadera. Normalmente, la muestra es útil y se puede utilizar al primer intento, pero en el caso de Shahida Parveen, este método no arrojó ningún resultado válido. Después de sugerir el empleo de un nuevo método y presumir sus 40 años de experiencia en el campo de la salud, el doctor Mamman decidió llevarlo a cabo pese a las negativas del paciente y de su marido.



Aunque parecía un procedimiento sencillo, Isyaka Mamman eligió correctamente la aguja para realizar la biopsia, pero se equivocó cuando escogió el lugar donde debía pinchar para extraer la muestra de médula ósea. Atacó directamente el pericardio de Parveen, que sufrió una hemorragia interna que le provocó la pérdida del conocimiento en segundos. Su marido salió de la consulta gritando "La ha matado", lo que alertó al personal médico cercano que solo pudo certificar el fallecimiento de Shahida Parveen.

La carrera de Mamman ha estado marcada por la mentira y la negligencia. Durante su formación como médico en Nigeria dio como fecha de nacimiento el año 1941, de lo que se puede intuir que habría comenzado su carrera médica con tan solo 16 años. Lejos de retractarse y reconocer su error, Isyaka Mamman repitió su mentira cuando solicitó la nacionalidad británica y aportó una nueva fecha de nacimiento que le hizo, supuestamente. empezar a practicar la medicina a los 10 años de edad: 1947 era el año escogido por este irregular doctor. 



Además, Mamman ya era señalado dentro de la comunidad médica británica por el mismo motivo que ha acabado con la vida de Shahida Parveen: una biopsia mal realizada a otro paciente que acabó perdiendo gran parte de su movilidad y se vio postrado a una silla de ruedas por el resto de su vida quedando paralítico. El abogado de este paciente, Michael Hayton, no tuvo piedad en su momento con Mamman, al que señaló como un médico fracasado y que debería haber sido apartado en el acto y de forma permanente de la carrera y la práctica médica en Reino Unido.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario