La CUP se somete a la justicia española por imperativo legal

  • Cataluña
  • 26-04-2019 | 09:04
  • Escribe: Pablo Ruiz

David Fernández (CUP) dice que el 1-O hubo "muros humanos" y accede a responder a Vox por "imperativo legal"




El exdiputado de la CUP en el Parlament David Fernández ha explicado que durante el 1-O los ciudadanos que acudieron a los centros de votación ejercieron una actitud "pacífica" de "resistencia" ante la presencia policial que consistió en "muros" o "murallas humanas" para tratar de impedir la actuación de intervenir las urnas y cerrar los locales.

Eso sí, ha asegurado que en ningún caso esta actitud obedecía a una "estrategia de planificación violenta".



"No hubo una sola estrategia de planificación violenta. Los llamamientos permanentes eran a la acción pacífica", ha afirmado Fernández, que ha declarado en el Tribunal Supremo en calidad de testigo en el juicio por el proceso independentista en Cataluña.

En su opinión, si hubo algún hecho violento ese día por parte de los ciudadanos, ocurrió "de forma marginal".



Según el exdiputado, el 1-O acudió a votar a un colegio, donde unas 350 personas formaron "un muro humano" y otras muchas se sentaron ante las puertas del local "pacíficamente" ante la llegada de tres 'binomios' de los Mossos d'Esquadra que le comunicaron que tenían que entrar para cumplir el mandato judicial.

"A mí me tocó interlocutar con los tres 'binomios'. Me dijeron que tenían que entrar a retirar las urnas. Y les dije que no podrían, que la realidad era la que era. Y que la gente pacíficamente impediría ese acceso", ha apuntado.



Fuerza o fortaleza

Ante los constantes argumentos de la actitud pacífica de los manifestantes a la hora de tratar de impedir la entrada de los mossos, la abogada del Estado Rosa María Seoane ha querido saber si esa "resistencia pacífica" de la que habla incluía el "uso de la fuerza". El testigo ha contestado recurriendo a la palabra "fortaleza de la desobediencia civil".

La defensa del presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, le ha preguntado si conocía la suspensión del referéndum por parte el Tribunal Constitucional (TC), a lo que Fernández no ha dudado en responder que desobedeció "a conciencia", como también hizo en la consulta del 9 de noviembre de 2014.



"Y no sólo yo, dos millones y medio de personas también la desobedecieron. Mientras sea delito seguiré desobedeciendo", ha subrayado.

El exdiputado de la CUP ha insistido en que esa "resistencia" no estuvo organizada, pero sí ha relatado, tanto a preguntas de la defensa como del fiscal Jaime Moreno, que a partir del 18 de octubre se puso en marcha el movimiento En peu de pau para "poner en valor el referéndum" y que dio lugar a la organización de "talleres" sobre "cómo fortalecer las movilizaciones", siempre desde una "renuncia explícita a cualquier tipo de violencia".

En este sentido, ha explicado que representantes de En peu de pau, incluido él, impartieron talleres de este tipo de resistencia en manifestaciones a petición de los Comités de Defensa de la República (CDR). "¿Se hablaba de proferir insultos o amenazas? ¿Decían que se golpearan coches o lanzaran objetos o se dieran patadas?", ha querido saber el fiscal, a todo lo cual el testigo ha contestado negativamente: "Todo lo contrario".

Respuesta a Vox "por imperativo legal"

El exdiputado catalán ha contestado sin quejas a todas las preguntas que se le han formulado por parte de defensas y acusaciones hasta que le ha llegado el turno a Vox, que ejerce la acusación popular y que ha querido saber si en esos talleres participaron miembros de Arran -las juventudes de la CUP- o de la izquierda abertzale.

El testigo se ha quedado callado entonces y tras unos segundos se ha dirigido al presidente del tribunal, Manuel Marchena, anunciándole que quería hacerle una pregunta, a lo que el magistrado le ha instado a formularla. Fernández ha querido saber si en el caso de no contestar a Vox, todo su testimonio podría quedar invalidado.

Marchena le ha recordado que los testigos en un proceso penal están obligados a responder a todas las partes personadas y a decir la verdad, a lo que ha añadido que él "no está para resolver dudas jurídicas".

Por eso, el testigo ha decidido responder a la acusación popular "por imperativo legal" y ha aprovechado para denunciar la "crueldad ruin y mezquina de cualquier forma de fascismo", tras lo cual ha afirmado que integrantes de Arran sí participaron en los talleres, pero que de la izquierda abertzale no le consta.

Fernández también se ha referido durante su testimonio a las concentraciones del 20 de septiembre de 2017, ya que él estuvo unas horas en la que se celebró frente a la Conselleria de Economía de la Generalitat y después en la de la sede de la CUP, donde hubo un intento de registro.

En ambas, el testigo ha asegurado que la actitud de los manifestantes fue "pacífica", aunque "serenamente indignada" por la actuación policial y también en las dos ha remarcado que los concentrados hicieron sendos pasillos para facilitar los accesos a los edificios.

Desobedecer al TC

Como Fernández, otro testigo, el diputado de ERC en el Parlament Rubén Wagensberg, ha defendido que la resistencia el 1-O fue algo "totalmente espontáneo" que comenzó días antes, con la ocupación de los centros de votación, algo que cree que se hizo incluso "en contra del propio Gobierno" catalán.

La abogada del Estado le ha preguntado a qué estaban desobedeciendo los ciudadanos al ocupar los colegios y resistir la actuación policial y para responder el testigo ha querido hacer una disertación remontándose a las protestas lideradas por Martin Luther King Jr., pero la propia Seoane le ha interrumpido al momento, pidiéndole que le contestara sólo a lo que quería saber. (Rivera: "Los presos no me dan pena y de pobre gente nada...¡¡han cometido siete u ocho delitos!!")

"La ciudadanía consideró que la resolución del Tribunal Constitucional era injusta y quiso desobedecerla. La gente lo que quería era votar", ha aseverado Wagensberg, tras lo cual la abogada le ha replicado que "dónde se recoge ese derecho a votar".

Esta vez ha sido Marchena quien ha interrumpido, pidiendo a Seoane que no entre "en debate" con el testigo.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario