La confesión 'bomba' de Kiko Rivera en GH Dúo

  • TV y Cine
  • 08-02-2019 | 06:02
  • Escribe: Judith Jiménez

"No teníamos ni para pagar el alquiler antes de entrar a la casa", afirmó Kiko Rivera.


Kiko Rivera e Irene Rosales desvelaron en GH Dúo el auténtico calvario que vivieron antes de entrar a la casa de Guadalix de la Sierra.

"Muchas veces no hemos podido ni pagar el alquiler", confesó sin tapujos el Dj en el programa de Telecinco. Primero confesó su adicción a las drogas y ahora, sin venir a cuento, confirmó los problemas económicos que pasó la pareja. (¡Ya es un clamor! ¡¡Irene y Kiko tienen enchufe en GH Dúo!!)

"Esto para nosotros ha sido como un ángel caído del cielo. Cuando se inventaron un 'GH' por parejas yo no me lo pensé porque lo estábamos pasando bastante mal económicamente desde el problema de Kiko", siguió explicando Kiko Rivera.

Irene Rosales lo detalló más en el confesionario, al ser preguntada por Jorge Javier Vázquez: "Él podía haber tenido un buen colchón de haber tenido la cabeza amueblada. Hemos pasado por una mala época y ya está. Muy dura", comentó con enorme tristeza.

Kiko sacó ‘petróleo’ en sus declaraciones y apuntilló que su madre les ayudó a pagar el alquiler. "Siéndote sincero, he malgastado muchísimo dinero, entre otras cosas por el problema que tenía, pero también por muchísimas otras cosas más. Me quedé más tieso que una mojama, y esa fisura ha seguido aunque siguiera trabajando, porque lo que ganaba era para pagar las deudas. Muchas veces no hemos podido ni pagar el alquiler de la casa y ha sido cuando mi madre me ha pagado el alquiler", sentenció.

"Hemos llevado la situación con la cabeza alta, pero muy mal. Ha sido todo por mi culpa, por ser un bala perdida. El momento en el que más sufrí por el dinero que derroché fue el día en que mi madre estaba donde estaba (la cárcel) y hacía falta un dinero. Yo lo tenía, pero me lo gasté. Ese día fue uno de los peores días de mi vida, el decir 'ahora que alguien de mi sangre necesita eso y yo lo he tenido y me lo he gastado en otra gente, en mí mismo y en cosas malas'. Ese fue mi peor día", se martirizó entre lágrimas.

"Eso me va a doler hasta el fin de los días, el no haber podido ayudar en el momento necesario, de esa manera, porque de otras muchas maneras sí he ayudado. No he podido dar esa ayuda porque lo había malgastado", apuntilló.

Irene sentenció su apoyo hacia Kiko al asegurar que eso les ha hecho más fuertes: "Yo no le he reprochado nada ni nunca lo haré, y viendo el lado bueno de esto es que ahora Kiko lo valora todo, es superconsciente de todo y no solo del dinero. No hay mal que por bien no venga", finalizó.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario