La cobardía indepe vuelve a hacer de las suyas: todos se 'lavan las manos' ante el derroche del Parlament

  • Política
  • 17-01-2022 | 21:01
  • Escribe: Celeste De Sebastián
Laura Borràs asegura que la situación ya está 'solucionada', mientras los republicanos aseguran que no sabían de la existencia de estas pagas.


Conocido es ya el derroche de dinero público que, año sí y año también, se convierte en el protagonista de las cuentas del Govern catalán que, debido a esto, registra una deuda pública histórica de más de 83.000 millones de euros.

Un derroche en el que los independentistas ya no saben cuánto dinero gastan... ni en qué. O quiénes. Así pues, a muchos ha sorprendido este lunes conocer que el Parlament catalán lleva años pagando sueldos estratosféricos a funcionarios... que ni aparecen por los edificios públicos.



Situación que se justifica a través de la figura de la "licencia por edad":un sistema, ideado en el Parlament dirigido por Ernest Benach en 2008, que premia a aquellos funcionarios de sesena años, que lleven más de quincfe años en la cámara autonómica, con unos sueldos que rondan entre los 4.000 y los 10.000 euros mensuales; es decir, entre 56.000 y 140.000 euros al año, sin necesidad de ir a trabajar.

Descerebrados independentistas atacan la sede de Sociedad Civil Catalana 



Una fórmula que ha sido aprovechada estos últimos años por un total de 21 funcionarios, con un coste anual para las arcas catalanas, y por ende españolas, de 1,7 millones de euros.

Noticia que ha salido a la luz este lunes gracias al diario 'Ara', que no sólo ha cargado contra Laura Borr'as, presidenta de la Cámara catalana, por permitir estos sueldos, sino también por ocultar la información sobre el tema durante nueve meses, a pesar de las continuas consultas presentadas por el diario al portal de transparencia.



"Se ve que esta obstruccionismo tenía una razón de ser: se intentaba esconder una situación de privilegio de la que gozan una serie de trabajadores públicos [...] el escándalo es doble: por el sistema de retribución en sí, y por el intento de obstaculizar una investigación periodística".

Discursos políticos que no convencen

Tras ser señalada directamente, Laura Borràs ha asegurado que esta anómala situación fue una de sus primeras tareas "antes de firmar la primera nómina como presidenta" del Parlament, estando ya "corregida" tras una "negociación colectiva [...] en la última Mesa del año, en la que se reguló el permiso de edad".



Palabras que han sido subrayadas por la portavoz y vicepresidenta de JxCat, Elsa Artadi, que ha defendido la labor de Borràs, agradeciendo "la renovación que se está haciendo en el Parlament y el trabajo de transparencia", intentando así paliar las críticas del diario catalán hacia la presidenta.

Sin embargo, estas afirmaciones públicas quedan en contradicho después de que la portavoz de ERC, Marta Vilalta, haya asegurado que su formación no conocía esta situación, defendiendo hacer "una revisión a fondo de este sistema".

Escrache al castellano en clase y en la calle:jarabe antidemocrático de los fanáticos indepes

Lavada de manos de los republicanos, que se supone que estaban en la cámara cuando se aprobó la modificación de este sistema, así como cuando se aprobó, que demuestra que nadie se responsabilizará de este nuevo despilfarro de dinero público del Govern.

Tampoco lo harán los ex president del Parlament Gispert, Forcadell o Torrent, que aún no se han pronunciado sobre esta cuestión, ni el ex president de la Cámara que aprobó la medida, Ernest Benach, que ha defendido que "leer una noticia de 2008 con el contexto de 2022 no acaba de ser exacto", y que "ningún grupo político puso ningún impedimento" en aquel momento, aprobándose la licencia de edad "por unanimidad".


 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario