La ciudad italiana de Laurenzana vende casas abandonadas por 1 euro

  • Sucesos
  • 14-03-2021 | 21:03
  • Escribe: Celeste De Sebastián

Los nuevos propietarios deben comprometerse a reconstruir y recuperar la vivienda en menos de tres años.


Las zonas más rurales y antiguas de muchos países están comenzando a desaparecer, destruidas por el paso del tiempo, y la falta de habitantes que cuiden y mantengan las viviendas históricas de los pequeños pueblos y regiones.

Es lo que está sucediendo en Laurenzana, una ciudad situada en el sur de la península italiana, en la región de Basilicata. Conocida por el Castello di Laurenzana, del siglo XII, y por su cercanía al Parque Nacional Appennino Lucano Val d'Agri Lagonegrese, la comuna de Laurenzana parece haber perdido parte de su esplendor.


Imágenes increíbles: un buzo encuentra en el fondo del mar un avión de la II Guerra Mundial

Y es que la falta de habitantes, que deciden mudarse a zonas más cosmopolitas, y el paso del tiempo por estos antiguos edificios, han hecho que muchas de las viviendas de la ciudad se encuentren abandonadas y casi destruidas.


Para evitar su total desaparición, el Ayuntamiento de Laurenzana ha decidido aprobar un ambicioso y tentador plan: vender algunas de estas casas por sólamente 1 euro.

Laurenzana busca su reconstrucción con nuevos inquilinos

Al igual que otros pueblos italianos, como Cinquefrondi, Mussomeli o Bivona, Laurenzana ha decidido ofrecer en liquidación sus viviendas, para conquistar así posibles compradores y nuevos habitantes para el pueblecito italiano.



Sin embargo, esta localidad ha llegado aún más lejos, eliminando la garantía de depósito que contemplan otros pueblos italianos, de entre 2.300 y 6.000 dólares.

No es una enfermera, es una heroína: recorre kilómetros a pie para salvar la vida a un paciente con coronavirus

Así pues, pocos son los requisitos exigidos por las autoridades de Laurenzana para los solicitantes de estas nuevas viviendas: en concreto, los candidatos deben presentar planes de reconstrucción para las viviendas, que deben ser aprobados por el Gobierno del lugar.

Si los solicitantes consiguen adquirir el inmueble, deben comenzar las obras propuestas en un máximo de tres meses desde que se convierten en sus propietarios, y terminar las obras en menos de tres años.

 

Facebook Twitter