La ciencia estructural detrás de los casinos

  • Enciclopedia
  • 17-03-2021 | 09:03
  • Escribe: Redacción




En su forma física no son sólo diversión ni apostar con dinero real en un casino, dentro de esta bien pensada estructura diseñada para que el jugador gaste dinero, se sienta cómodo, seguro y como todo un campeón, existe una obra tanto arquitectónica como psicológica. Los mismos siguen las pautas de investigación científica para manipular al jugador, quien se perderá en un sinfín de máquinas, risas, mesas de juego y sonidos de triunfo, para que no abandone el casino online con facilidad. Uno de los primeros casinos en presentar estos fundamentos fue “El Flamingo” ubicado en Las Vegas. Este casino fue abierto por el mafioso Benjamin Siegel en el año 1946, bajo el nombre de “The Flamingo Hotel and Casino” fue uno de los más grandes y famosos casino de la época. Bugsy, como solían apodar a Siegel, fue conocido como uno de los gánsteres más infames hasta su muerte en 1947 por herida con un arma de fuego, utilizó este casino para lavado de la fortuna realizada por sus acciones ilícitas. Encargado de su diseño estaba Cedric Gibbons, uno de los más famosos de Hollywood, no es para menos que su diseño fuera emulado por los casinos construidos en los años venideros.

Uno de los objetivos principales establecidos en los casinos es retener al jugador dentro de sus instalaciones el tiempo más prolongado posible, por lo que genera en el ambiente percibido, una sensación de caos, desorientando al jugador, estimulándolo a seguir apostando y que el artículo que leyó horas antes de entrar al casino sobre claves para ahorrar, quede sepultado en el olvido. Una de las formas más comunes que podemos ejemplificar esto, es que los baños, barras de bebidas y cajas de canje están ubicadas en las zonas más profundas del casino, para que antes de llegar a dichos lugares pasemos por un sinfín de mesas, máquinas tragaperras, ruletas, entre otros juegos que nos tienten a quedarnos un poco más o probar suerte. Tanta es la búsqueda de control sobre la codicia del jugador que, la simple acción de ir a canjear por dinero las fichas ganadas en los juegos, representa toda una odisea. Luego de realizar el canje, te verás rodeado de juegos, lo que te dará una percepción de que el lugar donde estás es infinito, sumando que las atractivas mesas de juego estarán tentándote a probar suerte, generando en tu mente una profunda incertidumbre ¿Y qué si está vez puedo ganar mucho más de lo que me llevo ahora a casa?



Apostar o no apostar, he ahí el dilema…

En un torbellino de sensaciones y desorientación ¿Cómo encontrar el rumbo de vuelta? Esta estructura carece de ventanas además de relojes, con el fin de evitar que el jugador sea distraído por estímulos exteriores y no tenga noción del tiempo. Debido a que, si percibiese el jugador la luz del día o el anochecer, su reloj interno naturalmente lo induciría a retirarse. Con la intención de que esto no ocurra, la iluminación dentro del establecimiento es constante, incluyendo luces parpadeantes, sonidos de monedas cayendo y cualquier otro que le de la sensación al jugador de que todos están ganando. Calibrado de manera perfecta están los sonidos de las máquinas tragaperras, lo suficiente para que el jugador perciba cuando alguien obtiene una victoria, pero no demasiado para distraerlo de su actual apuesta. El alcohol y la comida gratis, ayuda a atraer la atención del jugador, el alcohol eleva la sensación de confianza que, junto con la carencia de espejos en el establecimiento, ayuda a darse una imagen de magnate y despreocuparse por gastar dinero en los juegos. Otra estrategia aplicada, es la sencilla forma de cambiar el dinero por fichas, al hacer que tú dinero sea representado por fichas, ocasiona en la mente el desinterés por el dinero, ya que no se le da el mismo valor a una ficha que el papel moneda, por ende, entendemos que al casino no le conviene que el jugador tenga dinero en su bolsillo, sino en las cajas del negocio, por ello es que los premios de la misma forma, son pagados con fichas. Esto convierte a todas las mesas de juegos en cajas registradoras, todo lo contrario, con la única caja disponible para canjear las fichas ganadas por dinero real. Los casinos son una estructura digna de ser apreciada, tanto por su ingenio en construcción como en su diseño e influencia en los jugadores, demostrando la capacidad del ser humano de controlar el juego y las personas psicológicamente con pequeños estímulos, con el fin de cumplir un único propósito, apropiarse de tú dinero.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario