La 'chupóptera', palmera y cínica Pilar Rahola quita hierro al expolio de los Pujol: la culpa es de España por investigar

  • Medios
  • 14-11-2021 | 09:11
  • Escribe: Laura Abad

la periodista independentista cuestiona si el robo del material del caso Pujol podría haber sido orquestada desde el Estado para dejar "indefensa" a la familia.




Si bien el juicio, y las posteriores condenas, de los líderes independentistas por el 1-O incendiaron los ánimos de los independentistas más radicales, provocando noches de incendios y manifestaciones violentas en las principales ciudades catalanas, el caso de la corrupción que salpica a la familia Pujol supuso una dura puñalada para el independentismo catalán, que veía caer la imagen de una de sus principales figuras desde el banquillo de los acusados.

Un juicio contra el expresident catalán y su familia que la periodista independentista, ha vuelto a cuestionar públicamente en TV3, asegurando que todas las pruebas y acusaciones que existen a día de hoy contra la familia no son más que pruebas "falsas" montadas por el Estado español para desacreditar a una de las figuras más representativas del nacionalismo catalán. 



"Ya no hablamos de si hay una causa de corrupión real. .. que puede haber indicios de que algunas cosas se han hecho de mala manera" ha explicado la periodista en el plató de FAQs " pero el tema no está tan centrado en la corrupción de Pujol, sino que es una operación de Estado".

Una operación del Estado español, defiende Rahola, que busca "crear desinformación contra políticas que no interesan" : "el caso de los catalanes es muy claro" ha sentenciado, asegurando que Jordi Pujol y los suyos no son las únicas víctimas de esta persecución, ya que el Estado ha actuado desde las sombras contra "cualquier líder independentista que este relacionado con el procés; también pasó con Oriol Junqueras o Artur Mas".



El caso Alcàsser abrió la veda: ¿Dónde está Marta del Castillo?

"Comienzan los seguimientos policiales sin apoyo judicial" asegura Rahola, situándose en 2012 "Villarejo en persona se presenta ante uno de los hijos de Pujol, y le dice: 'he comenzado una operación contra tu familia, te informo de que os destruiré si Jordi Pujol no declara públicamente que está en contra del proces catalán"'; a partir de aquí comienzan las extorsiones, que incluyen a la banca privada de Andorra, para tener información de Oriol Junqueras o Jordi Pujol".



Un trabajo del Estado para desacreditar a la familia

"Comienzan a aparecer pruebas falsas, como los famosos USB. La familia Pujol intenta personarse en la Operación Cataluña del caso Tándem, pero no se lo permiten, y el caso se convierte en un secreto de Estado ¿por qué? " plantea la periodista.

Unas pruebas falsas que, para Rahola, podrían haberse encontrado dentro del material informático que ha sido robado del caso Pujol; un robo que, para la periodista, tiene mucho de ficción, y no sólo por el modus operandi, sino también por la relevancia de la información que ha sido eliminada del caso gracias a la desaparición de este material.



"La escena es una escena que parece sacada de la serie de El Chapo. Cuatro tipos, en la furgoneta, ventanas tintadas, que esperan a que se pare en un semáforo, con  pistolas... sacan al tipo de la furgoneta, sacan el gps... una escena mafiosa de película" ha asegurado Pilar Rahola, consiguiendo las sonrisas cómplices de sus compañeros de plató.

Jaume Roures desprende hedor a cloacas del Estado: su comida con VIllarejo muestra su doble cara 

"Todo lo que ha sido requisado, el soporte informático de la familia Pujol, que no había sido recuperado por la familia hasta ahora.... y de pronto, desaparece, lo que provoca una importante indefensión de la familia Pujol. Y yo me pregunto, ¿había información en esos objetos que preocupara al Estado? ¿en relacion al Rey? ¿O para que no aparezcan pruebas falsas? ¿para generar indefensión a la familia?" ha planteado Rahola.

Cuestiones que ha dejado abiertas, recuperando el mítico discurso victimista del independentismo, para asegurar que, en una Democracia real, si el Estado español no oprimiera a los catalanes, Jordi Pujol y su familia no estarían sufriendo este proceso judicial: "hay una conclusión clara: en una democracia normal, la familia Pujol ¿estará sujeta a un caso de corrupción? no lo sé. Pero, ahora, todo lo que se ha aportado, en un supuesto caso de corrupción, se ha utilizado, a  través de la figura de un ex president, para acabar con el movimiento independentista".

Facebook Twitter

Deja tu Comentario