La bronca de Ramos a sus compañeros en el vestuario: "Ellos han puesto más pelotas"

  • Deportes
  • 26-11-2018 | 07:11
  • Escribe: Redacción

La derrota por 3-0 ante el Eibar vuelve a hacer saltar las alarmas en el vestuario justo antes de medirse a Roma y Valencia




El Real Madrid salió escaldado de su visita a Ipurúa el sábado, donde cayó por 3-0 y dio una preocupante imagen de fragilidad. Una derrota que además de cortar la buena dinámica desde la llegada de Solari, deja al vestuario de nuevo muy tocado. 

Como siempre, Sergio Ramos tuvo que encargarse de levantar el ánimo de los suyos, aunque lo hizo con una bronca donde pidió más compromismo de cara al futuro. Un futuro que en pocos días pasa por Roma en un trascendetal partido de Champions



La peor derrota en el peor momento

El club blanco se queda sexto con 20 puntos tras la derrota, a seis del liderato que ahora tiene el Sevilla. El calendario inmediato para los de Solari no da respiro, ya que tras ese duelo ante la Roma, recibirán a un Valencia en liga que podría igualarle en la tabla si gana en el Bernabéu

El nivel de algunos jugadores sigue siendo preocupante. Gareth Bale sigue desaparecido, Asensio no es ni una sombra de lo que fue, Isco tampoco sirve de revulsivo y en la retaguardia el equipo concede demasiadas facilidades al rival. 



Por eso, Ramos quiso arengar a sus compañeros con unas duras pero necesarias palabras. "Señores, somos el Real Madrid, hay que ponerle muchas más ganas cuando pisamos el campo, este escudo nos obliga a pelear siempre. Hay días en los que jugaremos mejor, otros peor, pero lo que no se puede es que el rival le ponga más pelotas y nos gane en intensidad. Todos, y yo el primero, hemos jugado una mierda de partido, así que vamos a dejarnos los coj…en Roma. Que somos el Madrid, coñ…”. 

En esos términos se pronunció el capitán en el vestuario nada más terminar el duelo. También pidió más involucración por parte de todos y defender los once, "no sólo uno, dos o tres". Ya es algo habitual en esta temporada que el Madrid tenga este tipo de 'lecciones' de Sergio Ramos, señal de que las cosas no funcionan según lo previsto. 



Florentino Pérez también terminó bastante mosca tras el duelo. No entiende que tras los buenos resultados anteriores y con la llegada de un nuevo técnico hace escasas semanas, el equipo pueda dar tantos pasos para detrás y vuelva a encender las alarmas. 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario