La "bravuconada" del 'No a la guerra' le sale por la culata a Unidas Podemos en su bronca con el PSOE

  • Política
  • 21-01-2022 | 10:01
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera
El ministro de Exteriores recuerda a los morados que las decisiones internacionales del Gobierno son responsabilidad del presidente.


La creciente tensión política y militar entre Rusia y Ucrania ha hecho saltar todas las alarmas, tanto en Estados Unidos como en Europa, habiendo lanzado ya un claro aviso al Kremlin ruso sobre las posibles consecuencias de su afrenta.

Una tensión que, sorprendentemente, también ha provocado un duro choque en España: en concreto, entre los socios del Gobierno de coalición, Unidas Podemos y el PSOE.



Así pues, ante la noticia dada por Margarita Robles, que confirmaba que España enviará la fragata Blas de Lezo de la Armada dentro de una misión de la OTAN, y la posibilidad de un despliegue de cazas del Ejército del Aire en Bulgaria, los morados no dudaban en recuperar el lema de 'No a la Guerra' que se popularizó en la guerra de Irak durante el mandato de José María Aznar.

Ni la crisis de Garzón ni los pactos con Bildu afectan a la 'cocina electoral' de Tezanos



"El furor pro-USA acabó" ha asegurado Pablo Iglesias en sus redes sociales "sería una gran torpeza de la parte socialista del Gobierno enfrentarse a todos sus socios y montar el 'partido de la guerra' con el PP" ha advertido.

Advertencia que ha sido repetida tanto en las redes institucionales de la formación como por otros líderes de los podemitas, como Gerardo Pisarello, que ha tildado de "bravuconadas belicistas" el apoyo de Europa a Estados Unidos en el conflicto con Rusia.



Zasca del PSOE a sus 'socios de Gobierno'

Sin embargo, pronto los podemitas han recibido un verdadero 'zasca' por parte del lado socialista del Gobierno, dejándoles en el más absoluto de los ridículos al recordarles que, a pesar de la fuerza mediática que poseen los morados, la verdadera fuerza ejecutiva está en manos de Pedro Sánchez.

"La acción exterior del Gobierno la marca el presidente del Gobierno, y eso es lo que demuestra la cohesión del Ejecutivo" ha contestado, de forma velada, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ante la polémica generada por Podemos.



La respuesta de Almeida al concejal podemita que le ha llamado "carapolla"

Polémica que el socialista ha querido cerrar con una clara advertencia al otro partido del Gobierno: "Es el momento de la diplomacia. Pero el diálogo no es negociación. No podemos aceptar cosas inaceptables. Nadie debe marcarle a la OTAN quién puede ser o no puede ser su socio".

Así pues, el socialista ha marcado claramente los límites a los podemitas, que no tienen representación internacional para frenar a la OTAN, destacando el ministro de Exteriores que, como miembro de la UE y de la OTAN, "España estará unido a sus socios en la disuasión" de Rusia, le guste o no a la formación morada.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario