La atroz matanza de Nueva Zelanda televisada en directo ha dejado 49 muertos

  • Sucesos
  • 15-03-2019 | 16:03
  • Escribe: Guillermo Vives

El atentado contra dos mezquitas en Nueva Zelanda tiene motivaciones racistas y supremacistas contra la población islámica.


Atroz matanza en Nueva Zelanda. Al menos 49 personas han fallecido en un ataque terrorista perpetrado hoy contra dos mezquitas en la ciudad de Christchurch.

Ya hay tres personas detenidas, después de que una cuarta quedara el libertad tras confirmarse que no estaba implicada, al comprobarse que guardaban explosivos en sus coches. De los 49 fallecidos en este momento, 41 estaban en la mezquita de Al Noor y siete en la de Lindwood. La otra persona falleció en el hospital. También han resultado 48 personas heridas, 20 de ellas de gravedad.

Motivaciones racistas y supremacistas

Uno de los autores del atentado ha dejado un manifiesto de 74 páginas en el que justifica los motivos que le han llevado a ejecutar el tiroteo. Uno de ellos es la "atomósfera de miedo" contra los musulmanes. El terrorista confirma su relación con Anders Behring Breivik, condenado a un régimen de aislamiento por matar a 70 personas en 2011. 

La policía ha sacado la conclusión de que estamos ante un caso de racismo: "Es claramente un supremacista blanco que ha planeado esto durante dos años", contra personas que profesan la religión islámica. Los accesos al centro de la ciudad han sido cerrados y la policía ha aconsejado a la población que no salga de sus casas. "Cierre sus puertas hasta que vuelva a saber de nosotros", ha avisado el comisario Mike Bush.

"Había sangre por todas partes. Me quedé horrorizado al escuchar los disparos. No hay justificación para este tipo de odio", ha manifestado un testigo, mientras todas las mezquitas del país han sido provisionalmente clausuradas por temor a un nuevo ataque.

Otro testigo ha afirmado que uno de los asaltantes llevaba casco, gafas y chaqueta militar, y utilizó un arma automática. La primera ministra, Jacinda Ardern ha manifestado que se trata de "uno de los días más negros para Nueva Zelanda", y ha denunciado que se trata de "un acto de violencia extraordinario y sin precedentes. Está claro que sólo se puede describir como un ataque terrorista. Por lo que sabemos, parece que estaba bien planeado".

En Australia hablan de un atentado de la extrema derecha

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, ha relacionado al atacante australiano detenido con los "extremistas de derecha" y ha ofrecido su apoyo y solidaridad a la comunidad musulmana. "Nos sentimos muy afligidos, estamos en shock, horrorizados e indignados. Condenamos absolutamente el ataque que ha ocurrido hoy por un extremista, un terrorista violento de derechas".

En las imágenes de televisión que se han ofrecido en las últimas horas se puede ver a uno de los detenidos al lado de un todoterreno blanco que fue embestido por un coche de la policía. Uno de los tiroteos fue transmitido en directo a través de las redes sociales por el asaltante disparando a bocajarro a varias personas con un arma automática a  la que cambió el cargador al menos dos veces.

En la mezquita de Christchurch se encontraban reunidas entre 300 y 500 personas y entre los 48 heridos atendidos hay varios niños con heridas de bala que están siendo atendidos en el hospital de Christchurch. Al menos 12 víctimas tuvieron que ser operadas de urgencia en este centro tras el atentado. 

El comisario de la policía Mike Bush ha dicho que se han presentado cargos de asesinato contra uno de los detenidos, un hombre de cerca de 30 años que pasará este sábado a disposición judicial. Sobre los otros tres arrestados, Bush ha indicado que dos tenían armas y que se investiga su implicación en la matanza, que tuvo lugar poco antes de las 14.00 hora local. El comisario ha explicado que los agentes ya no buscan a más sospechosos.

Facebook Twitter Google+
Deja tu Comentario