La asesina "programada para matar" intentó decapitar el cadáver de su cuñada

  • Sucesos
  • 08-04-2021 | 07:04
  • Escribe: Guillermo Vives




Nuevas e impactantes revelaciones en la tercera sesión del juicio con jurado que se está celebrando en la Audiencia de Cantabria contra la acusada de matar a puñaladas a su cuñada en Torrelavega después de afirmar que "un científico la había programado para matar". Intentó decapitar el cadáver y se tiró cerillas encendidas encima. 

La acusada ha manifestado que antes de matar a su cuñada a puñaladas y de prender fuego a la casa había tenido una pelea con ella. También ha asumido que una vez muerta su cuñada como consecuencia de una veintena de puñadas por todo el cuerpo, intentó decapitar el cadáver por el aspecto de "un gran corte" que tenía en el cuello.

El crimen se produjo en Torrelavega el 26 de julio de 2019. Los bomberos han declarado que al abrir la puerta del dormitorio encontraron a la fallecida junto a la sospechosa, ambas encima de la cama. La primera estaba tumbada y la segunda sentada, con una caja de cerillas: "Las prendía y se las estaba tirando encima".



El fuego había logrado quemar "parcialmente" el cadáver. Y el colchón estaba "calado hasta abajo" de sangre. El cuchillo empleado para matar estaba en un lugar "visible" y tenía más de 20 centímetros de hoja y unos 50 desplegada.

"Un científico me programó para que matara a mi cuñada"



La Policía Nacional y los Bomberos Municipales fueron alertados por familiares de la víctima, que estaban "preocupados" porque llevaban desde primera hora de la mañana sin poder contactar con la víctima y sin que la acusada les dejara acceder al interior. Y tampoco pudieron tirar la puerta abajo. Finalmente entraron por la ventana y abrieron la puerta con un aparato hidráulico.

Se encontraron a las dos mujeres juntas, encima de la cama, que ya "empezaba a arder". También apreciaron un "pequeño fuego" sobre la acusada, que se estaba echando "un montón" de cerillas encima. De hecho, la acusada manifestó que provocó el fuego cuando vio entrar a los bomberos en la casa.



La encontraron "semiabrazada", sobre la víctima, que yacía tumbada en el colchón hacia arriba pero "medio ladeada", en pijama y con los pies colgando hacia el suelo, ha descrito el policía que sacó a la sospechosa al descansillo para evitar riesgo de intoxicación por humo, según explica Europa Press.

La mató después de una pelea con ella

Recibió a los policías y bomberos sin decir nada. Luego en el rellano admitió que había tenido una pelea y había acuchillado y matado a su cuñada. Estaba tranquila, según los testigos, y presentaba pequeños cortes en las manos. La detenida había colocado trastos en la puerta de la vivienda para impedir el acceso a la misma y también tenía echado el pestillo de su habitación que había sido instalado por la víctima porque le tenía miedo a su cuñada.



La acusada insistió en que "un científico me programó para que lo hiciera" y no mostró objecciones a la pena de catorce años y nueve meses de cárcel que demnanda la fiscal por asesinato. La acusación particular que ejercer la familia pide 22 años de cárcel.

En la actualidad está internada en la unidad de Psiquiatría del Hospital Valdecilla

 

 

Facebook Twitter


Deja tu Comentario