La antesala de la reforma laboral se calienta por el choque frontal entre la CEOE y los sindicatos

  • Dinero
  • 11-12-2021 | 09:12
  • Escribe: Laura Abad
La CEOE sigue insistiendo en que "no es el momento" para acometer esta subida salarial, tras la pandemia y en pleno incremento de costes para las empresas.


La reforma laboral que planea llevar a cabo Yolanda Díaz de forma inminente sigue provocando la polémica, no sólo dentro de la opinión pública española o dentro de las Cortes Generales, sino también entre los agentes de la negociación. 

Así pues, nuevamente, los sindicatos han chocado de forma frontal con la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) en plena recta final de las negociaciones de la Reforma debido, principalmente, a las pretensiones sindicales, fuera de la 'realidad' contemplada por la CEOE.



La pandemia arruina al sector del automóvil con previsiones ínfimas para el año 2022

Y es que los principales sindicatos, CCOO y UGT, están presionando para que se acometa una negociación de los convenios que permita una subida salarial de entre el 2% y el 3% en el próximo año, y que afectaría positivamente a los 7,3 millones de trabajadores amparados por los distintos convenios registrados en lo que va de año.



Pretensiones de los sindicatos que vienen a "atajar el problema de los salarios" que se ha acumulado en "muchos años con moderación salarial muy importante"; eso sí, reconocen que la subida no podrá compararse con la subida del IPC, del 5,6%, moviéndose sus presunciones de alza entre un 2 y un 3%.

"No es el momento"

Del mismo modo, los sindicatos apuestan por un incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que ya ha sufrido una modificación en este 2021 (hasta los 965 euros) a pesar de contar con el rechazo de la CEOE, hasta alcanzar, el próximo año, los 1000 euros.



Condiciones de CCOO y UGT que han sido rechazadas frontalmente por la CEOE, tal y como apuntan fuentes internas del organismo a EconomíaDigital, asegurando que esta subida podría afectar a la complicada economía de las empresas, que aún luchan contra las adversas consecuencias de la pandemia.

En Barcelona ni se enterarán del puente: la mala gestión de Ada Colau lleva a la ruina el turismo



"No es el momento" han destacado desde CEOE: ni el momento de subir salarios, ni aumentar el SMI; y es que el organismo avisa de que muchas empresas están en crisis, no sólo por la pandemia, sino por el aumento de las cotizaciones, del precio de la electricidad, y del encarecimiento de muchas materias primas, lo que ha hecho que los márgenes de beneficios sean, en muchos casos, casi inexistentes.

Un choque que preocupa al Gobierno, que mantiene, sin embargo, su objetivo de aprobar los cambios en la reforma laboral antes de final de año, tal y como se informó en Bruselas, aunque el organismo internacional ha dado más margen al Ejecutivo para cumplir con la instauración de la nueva norma.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario