La ANC propone otro otoño caliente en Cataluña a partir de la Diada del 11-S

  • Cataluña
  • 29-08-2021 | 09:08
  • Escribe: Daniel Guerra

Elisenda Paluzie llama a la movilización popular para conseguir la independencia y pone la Diada como punto de partida




El independentismo pierde fuelle, y ya no se esmeran en ocultarlo ni siquiera los más fanáticos, como es el caso de Elisenda Paluzie, presidenta de la Assemblea Nacional Catalana. En declaraciones para RAC1, ha admitido que teme que este año haya un nuevo fiasco con la asistencia a la Diada: "Este año los autocares no son muy buen indicador del éxito de convocatoria", ha confirmado.

La Diada antaño era un día para festejar de todos los catalanes, pero de un tiempo a esta parte se ha convertido en un día que se han apropiado los indepes para reclamar atención y pedir la creación de su república imaginaria.



Abogado indepe modifica su matrícula a la catalana y 'denuncia' que la Policía le paró

Esto es lo que Paluzie quiere repetir este año, un nuevo aquelarre de cuatro gatos indepes. A pesar de la pandemia y de que en Cataluña sigue sin bajar la velocidad de transmisión del coronavirus desde hace 20 días, tienen la intención de reunirse y de reclamar en las calles la independencia de Cataluña. A falta de apenas un par de semanas, los autocares no se llenan: "La gente asegura que irá a la manifestación, pero por su cuenta", afirma Paluzie.



Tiene claro, no obstante, que la ciudadanía está hasta las narices de que les tomen el pelo: "Ya en 2019 se empezó a notar el desencanto que había con los partidos políticos y con el hecho de no tener un horizonte a corto plazo", ha confesado. Es decir, posiblemente más de uno y más de dos 'pasarán' olímpicamente de la Diada.

Planes indepes

Por este motivo, la ANC quiere utilizar el 11-S para retomar la confrontación con el Estado y que, aunque sean pocos, hagan mucho ruido: "Vemos la Diada como la reanudación: hay que volver a movilizar por la independencia, y lo haremos en un contexto de salida relativa de la pandemia y con un panorama político que no está nada aclarado, porque seguimos sin hoja de ruta. Creemos que, con todo esto, es importante retomar el ciclo de movilizaciones", ha explicado.



En ese sentido, ha afirmado que no tienen ninguna confianza en la mesa de negociación entre el Gobierno y ERC: "Existe el riesgo de que se dé una falsa imagen de estabilidad, mientras la represión continúa. Nuestra agenda sigue siendo activar la movilización popular", ha garantizado, dando a entender que pronto pueden volver a liarla en las calles, provocando un nuevo otoño caliente. Cabe recordar que se acerca, a su vez, un nuevo aniversario del 1-O.

El independentismo pide diálogo y democracia, pero en el fondo lo único que quiere es que se lo den todo a cambio de nada, y con imposiciones en lugar de negociaciones. Fascismo puro y duro, de ese del que acusan al resto de la humanidad.



La gran mentira separatista: quieren independencia y no llegan ni al 2%

Paluzie y sus cuatro amiguetes volverán a hacer el ridículo, un año más, viendo cómo cada vez menos catalanes les compran su discurso victimista y totalitario. Pero intentarán utilizar ese día que antes fue de fiesta para todos los catalanes en una nueva pesadilla...

Facebook Twitter

Deja tu Comentario