La amenaza de Aramis Fuster a Paz Padilla fue toda una premonición

  • Hemeroteca
  • 07-06-2022 | 07:06
  • Escribe: Laura Abad
Será casualidad, pero quizás Telecinco y Paz Padilla, deberían acudir a algún Chaman que les quite la maldición de Aramís Fuster. ¿A ver si ahora los problemas no serán por la mala gestión y por programas que han cansado a los espectadores?


Ella pensaba que volvían a recurrir a ella porque su drama era interesante para la audiencia. Lo que no sospechaba Aramís Fuster, al menos por su reacción posterior, era que lo único que pretendía Sálvame era desmontar toda su historia.

Apenas 'tres días después de contar toda su situación en Sálvame Deluxe', el espacio de la tarde de Telecinco mostró un vídeo en el que se podía ver a la vidente andando sin problemas por las calles de Madrid, una imagen muy distinta a la que había dado el pasado viernes, cuando incluso tuvo que apoyarse en María Patiño y Kiko Matamoros para ir de un lado a otro del plató.



En unas imágenes de cámara oculta, se puede ver a la invitada moviéndose sin problemas ni necesidad de asistencia horas antes de ser entrevistada, lo que llevó a Paz Padilla a gritar en alto: “¡Milagro!”, como si se hubiera curado por sorpresa.

Esa reacción fue también comentada por los colaboradores del espacio, y mientras Kiko Hernández afirmaba que "me parece indignante que juegues con enfermedades" Mila Ximénez volvía a ser la más dura con ella al recordar que había perdido a varios amigos por enfermedades terminales.



Las mentiras de Fúster le habían resultado especialmente ofensivas, al tiempo que le decía "pide perdón a la gente porque hay gente que está enferma realmente y no se puede jugar con las enfermedades" le recriminaba Mila. En pleno ataque desde varios frentes, la pitonisa admitió que también había fingido el desahucio que supuestamente vivió el verano pasado, e indicó que "si queréis crucificarme, hacedlo ya".

Pese a ello, Aramís se marchó enfadada del plató, asegurando que no volvería a pisar las instalaciones de Mediaset,  "gracias por burlaros de mí", mientras Paz Padilla, le cantaba una saeta y junto a Kiko Hernández la seguían entre risas. La pitonisa se despedía asegurando "que os den, no volveré", al tiempo que le decía a la presentadora que "ríete Paz, que la vida da muchas vueltas".



Aramís Fuster asegura ser la responsable del ocaso de la humorista. Así lo ha comunicado en un mensaje compartido en las redes sociales:  "Desde el día que me cantó una saeta, está en el ‘Libro Negro’, le llueven los problemas y sinsabores".

La bruja asegura que todo podrá darse la vuelta cuando ella quiera: "Hasta que se disculpe públicamente al igual que su cómplice en dicha ofensa, Kiko Hernández. Y no es broma. Los hechos lo confirman", afirma.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario