La alcaldesa golpista de Berga desafía a la Justicia montando una farsa barata

  • Cataluña
  • 05-10-2018 | 11:10
  • Escribe: Guillermo Vives

Montse Venturós, alcaldesa de Berga y de la CUP, ha sido inhabilitada por la Justicia, pero ella anuncia que seguirá gobernando en su ayuntamiento, aunque delegue su firma.




La alcaldesa de Berga (Barcelona), Montse Venturós (CUP), ha recibido este jueves la inhabilitación por parte del Juzgado Penal 2 de Manresa, y el primer teniente de alcalde, Oriol Camps, desarrollará las funciones de alcalde hasta que convoque un pleno de investidura.

El juzgado consideró probado que Venturós mantuvo la bandera 'estelada' en el Ayuntamiento durante las últimas elecciones catalanas y generales pese a que la Junta Electoral de Berga le requirió que la retirara con la advertencia de que, si no, incurriría en delito electoral.



El desafío de la alcaldesa de Berga

Por estos hechos, la primera edil fue condenada a 6 meses de inhabilitación y a una multa de 540 euros por un delito de desobediencia.

Camps asumirá ahora las funciones de la Alcaldía, pero deberá convocar un pleno de investidura para la elección de un nuevo alcalde en un máximo de diez días.



La propia Venturós ya anunció se mantendrá al frente del consistorio pese a la suspensión dictada por el Juzgado Penal 2 de Manresa: desarrollará su función política pero cederá su firma al concejal que sea designado alcalde.

El objetivo de esta alcaldesa de la CUP es poner en marcha una farsa que, según sus palabras, le permita "abrir una vía de confrontación con el Estado" sin dejar de ejercer sus funciones políticas.



Venturós fue nominada recientenente para los premios ‘Disobedience Award’ (Premio a la Desobediencia) que concede el Massachusetts Institute of Technology (MIT) de Boston. De ganar el concurso recibiría un premio de 250.000 dólares por su rebeldía contra la justicia española 

 



 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario