La abstención de media Cataluña permite al independentismo superar el 50% de los votos

  • Cataluña
  • 15-02-2021 | 08:02
  • Escribe: Daniel Guerra

Los independentistas logran el apoyo de más de la mitad de los votantes, pero con solo un 53,42% de participación en las elecciones de este 14-F


La participación en las elecciones catalanas de este domingo se ha desplomado con el 53,42% de los 5.624.044 catalanes llamados a las urnas, un resultado que se sitúa 25,67 puntos por debajo respecto a los comicios del 21 de diciembre de 2017, cuando fue del 79,09%. Lo ha explicado el conseller de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat, Bernat Solé, en rueda de prensa desde el Centro de datos del Parlament de Cataluña.

Estos datos han ayudado a que el independentismo consiga un resultado engañoso que no refleja la realidad democrática de Cataluña, dado que el independentismo ha acudido en masa a votar mientras que muchos ciudadanos no independentistas posiblemente han preferido quedarse en sus casas y no poner en juego su salud por unas elecciones.


Así, los partidos independentistas han ampliado la mayoría absoluta que ya poseían en el Parlament y han superado el 50% del voto, uno de los objetivos marcados por las formaciones favorables a la independencia de Cataluña, alcanzando el 51,11% con el 98,09% del voto escrutado. La suma de ERC, Junts y la CUP ha alcanzado los 74 diputados, cuatro más que los 70 de los que obtuvieron en 2017, y alcanzando la máxima representación del independentismo en su historia, superando los 72 escaños que lograron en 2015, cuando CDC y ERC se presentaron juntos en la coalición JxSí.

Pese a quedar por detrás del PSC, que ha vencido en votos y logrando 33 escaños, ERC se ha situado como segunda fuerza en votos también con 33 escaños, Junts 32 diputados, y CUP ha subido hasta la cuarta fuerza, pasando de cuatro a nueve diputados. En comparación con la anterior legislatura, ERC y Junts pierden un escaño --sumaban 66 escaños--, y es la CUP el partido que, con su subida de los 4 a los 9 escaños, ha hecho crecer la suma del independentismo en la Cámara catalana.


La sombra del 'pucherazo' planea sobre las elecciones de Cataluña

En las dos legislaturas anteriores, los 'cupaires' tenían la llave de la mayoría absoluta del independentismo, ya que los dos partidos mayoritarios de este bloque no sumaban los 68 escaños necesarios, algo que supuso que la CUP fuera determinante en el paso al lado del expresidente Artur Mas, en las investiduras de Carles Puigdemont y Quim Torra, e incluso en la aprobación de los Presupuestos de 2017. La CUP seguirá manteniendo este papel, ya que ERC y Junts no alcanzan la mayoría absoluta por sí solos, por lo que sus votos serán determinantes en las alianzas de los partidos favorables a la independencia.



Sin embargo, los 'cupaires' ya han avisado de que pondrán cara su colaboración en ese eventual gobierno --durante la campaña ya han avisado de que avalarán solo a un ejecutivo que suponga un avance claro en el proyecto independentista y social-- y, en otras campañas, ya han dado visos de soportar la presión del resto de partidos independentistas. 

Vox entra en el Parlament de Cataluña

Por otro lado, Vox ha superado con creces sus objetivos en las elecciones catalanas celebradas este domingo. No solo ha logrado representación por primera vez en el Parlament sino que además lo hace como cuarta fuerza política y por delante de PP y Ciudadanos. Este resultado da fuerza a su presidente, Santiago Abascal, para disputar al 'popular' Pablo Casado el liderazgo de la oposición al Gobierno de Pedro Sánchez.

Solo por detrás de PSC, ERC y Junts; ha logrado hacerse con el liderazgo del centro derecha en Cataluña la primera vez que se presentaba allí a las urnas en unas elecciones autonómicas. Durante la campaña, los de Abascal decían que su objetivo era entrar en el Parlament y, si era posible, formar grupo parlamentario propio, lo que han conseguido ampliamente (para tener grupo se requieren cinco diputados y han obtenido 11); aunque en privado reconocían que el éxito sería superar al PP.

El líder de los 'populares', Pablo Casado, rompió públicamente con Abascal en la moción de censura debatida en el Congreso en el mes de octubre y esta era la primera vez que ambos partidos se medían en las urnas. Vox se presentó a las elecciones catalanas ofreciéndose como única alternativa "real" al independentismo y un mensaje con un marcado carácter anti inmigración. Pero los últimos días antes de la votación han estado además marcados por la violencia sufrida por sus dirigentes y simpatizantes en casi todos sus actos. Todo el partido se ha volcado en estos comicios y el propio Abascal ha pasado en Cataluña más de la mitad de la campaña arropando a su candidato, Ignacio Garriga, hasta ahora portavoz adjunto del partido en el Congreso.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario