Kiko Hernández y Belén Esteban desvelan el plan más maquiavélico de Lydia Lozano

  • TV y Cine
  • 08-12-2019 | 07:12
  • Escribe: Redacción

Lydia Lozano acaba llorando una vez más y por ser amiga de Anabel Pantoja


Ha vuelto a ocurrir. Lydia Lozano no gana para disgustos en Sálvame y ha protagonizado un tremendo enfrentamiento contra Kiko Hernández y Belén Esteban. 

Todo ocurrió a raíz de la confesión de Lydia asegurando que no rebatirá ningún alegato que haga Anabel Pantoja a favor de Mila Ximénez. 


El disgusto de Lydia

Lozano explicaba que para ella hacer alegatos es algo complicado y por eso ha decidido no mojarse contra su compañera.

La reacción de Kiko Hernández y Belén Esteban no se ha hecho esperar y es que no les ha gustado nada las palabras de Lydia


La de Paracuellos empezaba atacándola señalando que no le parece justo que no quiera decir nada a favor ni en contra de Mila

Kiko por su parte ha sido más claro con ella como suele ser habitual. "La salida de Mila es algo que está cada vez más cerca y parece que ahora queremos que parezca que siempre la hemos apoyado", ha indicado. 



Lydia se venía abajo tras escuchar las palabras de sus compañeros y ha afirmado que lo hace por Anabel y que no tiene ningún problema en dar su opinión sobre Mila si Carlota así se lo pide. 

El colaborador no cree en las palabras de Lydia y le ha acusado de ser una "pelota" de Anabel que solo quiere acercarse a ella "por interés" y para acercarse a Isabel Pantoja. Opinión que además ha compartido Belén

"Desde que desembarcó aquí Lydia Lozano hay unos lametones de trasero que flipas, entre ellos están los de Lydia Lozano. ¿Ya te ha pedido que le invites a la boda?", le decía Kiko a Anabel

"Sois patéticos. No tenéis ni idea de la relación que yo tengo con Anabel", expresaba Lydia entre lágrimas. 

Kiko seguía insistiendo en que Lydia es una interesada y que no entiende su relación cuando "ha puesto verde a Kiko Rivera y a parte de su familia". Lydia se defendía asegurando que por ese mismo motivo valoraba tanto la relación que mantiene con la sobrina de la tonadillera. 

Como consecuencia, tanto Belén como Kiko, eran castigados a dar 50 vueltas al plató por haberse reído de su compañera. 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario