Kiko Hernández y Anabel Pantoja se alían para hundirle el chiringuito a Belén Esteban

  • Famosos
  • 05-12-2021 | 09:12
  • Escribe: Eva Martín
Los negocios enfrentan a los colaboradores de Sálvame y Belén Esteban resulta la principal perjudicada


Con amigos como los de Belén Esteban, nadie necesita enemigos. Esto es lo que se puede deducir de la jugarreta que le han hecho Kiko Hernández y Anabel Pantoja a la colaboradora de Sálvame. Los dos amigos de la de Paracuellos se han convertido en enemigos empresariales en los últimos tiempos, con una ‘alianza’ que demuestra lo sola que está Belén en televisión.

Son muchos los personajes famosos que cuentan que en el mundo de la televisión es muy complicado hacer amigos: hay muchos intereses, muchas envidias y mucha falsedad. Belén Esteban ha sido víctima de ello con el comportamiento de dos de sus personas más cercanas en el trabajo: primero fue Anabel Pantoja y luego Kiko Hernández. Ambos la han decepcionado mucho.



La defensora 'fake' del feminismo, Carlota Corredera, llevó al límite a Kiko Matamoros: al borde de la agresión

Lo de Toño Sanchís fue muy grave, pero lo de Anabel Pantoja y Kiko Hernández también ha hecho mucho daño a la princesa del pueblo. Ha decidido perdonar, pero lo cierto es que el comportamiento de sus dos amigos estuvo feísimo y demostró que anteponían el dinero a su amistad, algo que ella prefirió no hacer.



Primero fue Anabel Pantoja al ‘hacerle la cama’ a Belén Esteban con su negocio de joyas. La sobrina de Isabel Pantoja pidió a la empresa que llevaba su colección que no trabajara con la de Paracuellos porque le quitaría clientela: “No me apetece hablar con ella porque yo la conozco y sé que se va a poner a llorar; yo voy a llorar, me va a dar pena… Yo quiero a Anabel con sus defectos y virtudes, igual que ella me querrá a mí, pero hay cosas que a una amiga no se le hacen. A mí eso me mata porque yo nunca hubiera hecho eso. Ese detalle tan feo”, expresó entonces Belén.

Kiko Hernández le hace lo mismo

Aquel episodio ha caído en el olvido, pero no deja de llamar la atención que recientemente Anabel Pantoja presentara una nueva línea de joyas precisamente con la misma empresa que Belén Esteban abandonó después del incidente con su amiga del alma.



Más tarde, Belén fue víctima de un nuevo enfrentamiento empresarial con un compañero. Esta vez fue con Kiko Hernández. La de Paracuellos le ha quitado siempre hierro al asunto, quizá para no quedar de hipócrita después de lo ocurrido con Anabel. Pero no le hizo ninguna gracia que después de lanzarse ella al negocio de la alimentación apareciera Kiko con sus aceitunas.

Una vez más, un compañero y amigo le hacía la competencia a Belén Esteban, que prefirió callarse y evitar enfadarse públicamente con Kiko Hernández a pesar de que internamente sabe que lo que ha hecho el colaborador de Sálvame perjudica a su negocio de cara a una futura expansión. Entre todos, parecen querer hundirle el chiringuito.



Nada es casualidad en Telecinco: lo de Raquel Sánchez Silva tampoco, y hay trapos muy sucios

Mientras tanto, Belén Esteban ha optado por tomarse las cosas con filosofía. Todo el mundo tiene derecho a lanzar los negocios que considere, siempre y cuando lo hagan desde un marco de competencia leal y sin malos rollos. La de Paracuellos no se quiere enfadar más con sus amigos por estas cosas después de haber perdido muchas amistades por dinero desde que empezó su carrera en televisión.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario