JxCat y ERC, más enfrentados que nunca: ruptura total del bloque independentista tras la mesa de diálogo

  • Cataluña
  • 17-09-2021 | 09:09
  • Escribe: Daniel Guerra

pere Aragonès se defiende de los ataques de la formación de Carles Puigdemont, demostrando que no hay consenso entre independentistas.




La primera reunión de la mesa de diálogo, con Pere Aragonès y Pedro Sánchez a la cabeza, acababa demostrando, tal y como confesó el presidente socialista ante los medios de comunicación, que las posiciones se encuentran "muy alejadas", y que será difícil conseguir un consenso entre el Estado español y el bloque independentista catalán. 

Sin embargo, esta mesa de diálogo, junto con la celebración de la Diada el pasado 11 de septiembre, también ha puesto en evidencia la brutal ruptura entre las principales formaciones independentistas, JxCat y ERC, así como el hastío de la ciudadanía catalana ante el nacionalismo.



Así pues, mientras Pere Aragonès confirmaba ante la prensa que su Gobierno está dispuesto a trabajar junto el equipo de Pedro Sánchez para limar asperezas en el "conflicto político", los de JxCat volvían a cargar contra la mesa de diálogo.

El farol de Puigdemont por su relación con Rusia le ha salido 'rana'. Europa investigará



"En la mesa estaba sentada la minoría del independentismo" ha criticado este viernes Elsa Artadi, diputada de Junts, en una entrevista en RTVE, donde ha cargado contra el presidente republicano, asegurando que, bajo su mandato, el independentismo "va peor que el cangrejo".

"Solo representa a ERC" ha lamentado la de Carles Puigdemont, que ha defendido que, si bien los republicanos tildaron de "pobre" la mesa de negociación liderada por Quim Torra, ésta nueva reunión "es aún más pobre".



Aragonès defiende su estrategia 

También el ex preso Jordi Turull ha cargado contra Pere Aragonès, asegurando que la decisión tomada por el republicano de dejarles fuera de la mesa de diálogo no fue, en realidad, del líder de ERC, sino "un veto del Gobierno del Estado" al que habría cedido, a escondidas, el president de la Generalitat.

Acusaciones ante las que Pere Aragonès ha decidido contestar tajantemente, asegurando que, si bien escuchará las opiniones de JxCat, la formación seguirá sin formar parte de las reuniones con el Ejecutivo nacional, ya que considera la mesa de diálogo un encuentro "entre gobiernos".



Puigdemont trama un nuevo 1-O: quiere volver atrás y proclamar la independencia unilateral

Del mismo modo, el republicano ha criticado que sus socios de Gobierno continúen creando disputas dentro del bloque independentista, cada vez más dividido entre los que apuestan por la mesa de diálogo, y los que creen que la vía unilateral es la única salida para la independencia catalana.

"La gente está cansada de peleas partidistas, yo no entraré en ellas" ha matizado el republicano "como president, tengo que estar por encima de estas polémicas".

Facebook Twitter

Deja tu Comentario