Justicia a la catalana: ¡Viva las embajadas de Torra y Puigdemont!

  • Cataluña
  • 29-07-2019 | 16:07
  • Escribe: Guillermo Vives

El Govern celebra con euforia el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya: "es un revés jurídico contra las obsesiones de Josep Borrell".


La Sala Contenciosa-administrativa del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha desestimado la petición del Ministerio de Exteriores de paralizar cautelarmente la actividad de las delegaciones de la Generalitat en Alemania, Reino Unido e Irlanda (Londres) y Suiza (Ginebra), ha informado este lunes el alto tribunal catalán.

En un auto, la Sección Quinta de esta sala desestima la petición de medidas cautelares solicitadas por la representación del Ministerio de Exteriores a través de la Abogacía del Estado, que reclamaba la medida cautelar de suspensión del decreto 126/2018 para la paralización de la actividad de las delegaciones de Alemania, Londres y Ginebra.


Según detalla el TSJC, la resolución no entra a examinar el fondo de la demanda del Ministerio, sólo responde a la petición de medidas cautelares, que desestima por extemporáneas.

El Ministerio de Asuntos Exteriores presentó un recurso contencioso el 25 de septiembre de 2018 para impugnar el decreto 126/2018 de la Generalitat --publicado en el Diari Oficial de la Generalitat (Dogc) el 28 de junio de 2018-- de creación de las delegaciones en el exterior de Reino Unido e Irlanda, Alemania, Estados Unidos, Italia, Suiza y Francia.


El pasado 1 de julio solicitó la medida cautelar de paralización de la actividad de tres de estas delegaciones, en la que pedía que tras los trámites de rigor se dictara auto acordando la suspensión de la ejecutividad.

El 4 de julio de 2019, la Generalitat respondió a esta petición manifestando su oposición a la medida cautelar interesada.

El tribunal tiene en cuenta que el Ministerio no interesó medidas cautelares suspensivas ni cuando interpuso el recurso contencioso el 25 de septiembre de 2018 ni cuando formalizó el escrito de demanda, el 9 de enero de 2019, y que la solicitud es posterior al auto que acuerda el recibimiento a prueba del proceso, del 30 de abril de 2019.

Por ello, considera que la solicitud de medidas cautelares suspensivas formulada por el Ministerio "debe desestimarse, por extemporánea, sin entrar por tanto en el examen de los hechos y fundamentos que la motivan".

El Gobierno recurrió

El Gobierno recurrió en septiembre de 2018 la reapertura de delegaciones de la Generalitat en siete países por no haberse cumplido las condiciones que establece la legislación vigente para la creación de delegaciones de las comunidades autónomas en el exterior.

El Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación (MAUC) el encargado de presentar el contencioso-administrativo contra el Decreto 126/2018 de la Generalitat, de 26 de junio, por el que se restablecían las delegaciones del Govern en el Reino Unido e Irlanda, Alemania, Estados Unidos, Italia, Suiza y Francia.

Según informó Exteriores, el artículo 12 de Ley 2/2014, de 25 de marzo, de la Acción y del Servicio Exterior del Estado establece que antes de la creación de sus delegaciones en el exterior para el ejercicio de sus competencias, las comunidades deberán comunicar este hecho al Gobierno de España, aunque la Generalitat en este caso lo comunicó con sólo 24 horas de antelación.

Euforia en el Govern de Torra

El conseller de Acción Exterior, Alfred Bosch, ha celebrado la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluñ (TSJC) sobre las delegaciones de la Generalitat en el exterior y ha sostenido que es un "revés jurídico contra las obsesiones de Josep Borrell".

Lo ha dicho en declaraciones a los medios tras reunirse con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, después de que el TSJC haya desestimado la petición del Ministerio de Exteriores de paralizar cautelarmente la actividad de las delegaciones del Govern en Berlín, Londres y Ginebra.

Bosch ha destacado que el tribunal haya rechazado las cautelares solicitadas por el Ministerio de Exteriores porque las considera extemporáneas y lo ha atribuido a que detrás de la demanda del Gobierno había "un afán político de destruir la acción exterior de la Generalitat".

Exteriores baraja recurrir

El Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación está analizando todas las opciones posibles, incluida la de recurrir, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) haya rechazado su petición de paralizar cautelarmente la actividad de tres delegaciones de la Generalitat en el extranjero.

Así lo ha señalado a Europa Press un portavoz de Exteriores que, no obstante, ha destacado que el TSJC no ha entrado en el fondo del recurso, sino que solo ha valorado una cuestión procedimental. La petición se dirigía contra las delegaciones de la Generalitat en Berlín, Londres y Ginebra (Suiza).

La petición de medidas cautelares se basa en que la apertura de las delegaciones de la Generalitat fue un acto administrativo --no una disposición general-- contra el cual cabe pedir medidas cautelares en cualquier momento, si se constata que el acto en cuestión está causando un perjuicio.

Cuando anunció su solicitud de medidas cautelares, Exteriores argumentó que, si bien la actividad de las delegaciones de la Generalitat en el exterior se está revelando, en su conjunto, dañina para los intereses del Estado, se ha podido constatar que la que llevan a cabo las delegaciones en Berlín, Londres y Ginebra "responde con singular intensidad a los objetivos del proceso secesionista de Cataluña que ha sido declarado inconstitucional por el Tribunal Constitucional en reiterados pronunciamientos".

Así, justificaba la petición en que las delegaciones "se encuentran en funcionamiento y contraviniendo de forma evidente con su actividad entre otros, un título competencial y exclusivo del Estado, como las relaciones internacionales como límite de la acción exterior de las comunidades autónomas".

Facebook Twitter
Deja tu Comentario