¡Junts pel NO! El constitucionalismo se mueve para unirse en Cataluña

  • Cataluña
  • 14-10-2020 | 06:10
  • Escribe: Pedro Riscal

Ciudadanos intenta formalizar una candidatura conjunta constitucionalista con PP y PSC para barrer en las elecciones catalanas a los partidos separatistas, pero Iceta se borra


Ha nacido, aunque simbólicamente, "Junts pel No", una réplica al "Junts pel Sí", que unió a los partidos independentistas en las últimas elecciones catalanas para obtener una mayoría separatista. En este caso, Ciudadanos ha abanderado una corriente constitucionalista intentando subir a su barco a PP y PSC (PSOE) para neutralizar el efecto indepe en las próximas elecciones catalanas.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, el líder de Cs en Cataluña, Carlos Carrizosa, y el líder del PP de Cataluña, Alejandro Fernández, han defendido que "es posible" una alternativa no independentista en el Govern de Cataluña si se llega a gobiernos transversales desde objetivos comunes.


¿Qué va a pasar ahora en Cataluña?

Iceta ha considerado que "es posible" una alternativa no independentista en el Govern, aunque ha hecho un llamamiento a no instalar en la política catalana lo que él ha llamado como 'frontismo' o 'política de bloques'.


"Tenemos que romperlo, no nos ha llevado a ningún sitio. Yo creo que por eso nosotros tenemos que decir que queremos una Cataluña donde quepa todo el mundo", ha aclarado. Iceta da la bienvenida a la iniciativa de Arrimadas, aunque no parece dispuesto a rendirse incondicionalmente a ella, seguramente porque es consciente de que el PSC tiene más opciones de victoria que PP y Cs.

Fuerzas constitucionalistas

Por su parte, Carrizosa, de Ciudadanos, ha asegurado que la actual situación política catalana les da la "oportunidad a las fuerzas constitucionalistas" para ponerse de acuerdo en gobiernos transversales, ha dicho.



"Siempre se ha visto que el independentismo se ha unido para gobernar, enseñemos que somos capaces de apreciar la importancia de la situación y buscar fórmulas para gobernar conjuntamente", ha dicho.

Además, ha apostado por avanzar hacia "gobiernos que gestionen, y no que se ocupen solo del 'procés", sino que prioricen la gestión de la reconstrucción de Cataluña, así como recomponer los vínculos entre la sociedad catalana, ha zanjado.

Por su parte, Alejandro Fernández, del PP catalán, ha sostenido que un Govern alternativo al independentismo es posible pero que "a corto plazo es difícil" y reprocha que para el PSC no es su opción prioritaria avanzar hacia un gobierno constitucionalista.

Carrizosa se siente amenazado por el terrorismo catalán: "¿Tiene que morir alguien para que Sánchez intervenga?”

Y añade: "Sino intentar buscar fórmulas con el otro bando a ver si cambia. Es una fórmula equivocada porque responde al patrón del de error que todos nuestros partidos han cometido: Supeditar su política a la política de Madrid".

Fernández ha defendido que actualmente "hay una oportunidad y un camino" y ha llamado a sus homólogos a construir proyectos más solidos, respetos y potentes desde Cataluña --en sus palabras--, así como profundamente constitucionalistas.

Arrimadas trabaja por un gobierno constitucionalista en Cataluña

Este proyecto de pacto entre los partidos constitucionalistas en Cataluña está liderado por Inés Arrimadas. La presidenta de Ciudadanos ha instado hoy al primer secretario del PSC, Miquel Iceta, a sentarse a negociar con Ciudadanos y PP una lista unitaria de cara a las elecciones catalanas, asegurando que los votantes 'constitucionalistas' "no tienen las reticencias" que muestra el líder socialista.

"Me gustaría que el PSC se sentara en la mesa y empezara a hacer propuestas. Sería un primer paso para ver que tienen intención de sentarse, pero no ha habido ni eso", ha señalado Arrimadas en un encuentro online junto al candidato de Cs a la Generalitat, Carlos Carrizosa, con corresponsales de medios españoles en Bruselas.

Aunque ha admitido que el PSC sigue lejos de apoyar esta vía, Arrimadas ha insistido en que su partido "no tira la toalla" para pactar una la lista conjunta. Con esta fórmula Ciudadanos defiende que ganarían a los partidos independentistas y podrían formar un gobierno "constitucionalista" en Cataluña.

Albert Rivera avisa a Inés Arrimadas: "No te fíes de Pedro Sánchez"

Según los dirigentes 'naranjas', los votantes catalanes ven con optimismo esta vía y los partidos deben escuchar esta demanda. "A los votantes les gustaría. No tienen estas reticencias que tienen algunos líderes políticos. La sociedad lo recibiría con alivio y con alegría", ha asegurado Carrizosa.

En esta misma línea, Arrimadas ha puesto más presión sobre Iceta al afirmar que el votante socialista "mayoritariamente estaría de acuerdo en un gobierno constitucionalista". Por ello, ha reiterado que si el PSC quiere que la Generalitat esté gestionada por 'constitucionalistas', debe abrirse a un mecanismo "trasversal" que lo permita.

"No tiene sentido que Iceta diga que quiere un gobierno constitucionalista si dice que 'no' al mecanismo que nos permite no perder ni un voto. ¿No será que quiere otro tripartito con ERC?", ha cuestionado.

La única manera de "no perder votos"

La formación 'naranja' considera que, ante la situación de emergencia por la pandemia de coronavirus, las prioridades deben ser "claras", por lo que alega que sería "fácil" encontrar un programa común entre Ciudadanos, PSC y PP. "Si no conseguimos una lista unitaria ahora, no sé cuándo lo haríamos. y me encantaría que fuera más allá de los tres partidos, con otras plataformas", ha zanjado Arrimadas.

Al ser preguntada si esta oferta responde a un tacticismo electoral, ha asegurado que esta propuesta la hace "de corazón" porque su partido la ve como "la única manera" de sacar a la gente a votar y no perder ni un solo voto. "Cataluña no es una estrategia, es nuestra casa y queremos que acabe el nacionalismo", ha asegurado.

Además, Arrimadas piensa que no hay que buscar "contrapartidas" en la política nacional para que los tres partidos sumen fuerzas en Cataluña. "Hay que dejar los intereses de partido a un lado. Podemos ser muy útiles si vamos juntos, porque seguro que ganaríamos y muy probablemente gobernemos", ha señalado, desligando este movimiento de un posible pacto con el PSOE a nivel nacional.

Iceta no está por la labor

Pero Iceta se ha enrocado en su posición de no pactar con nadie antes de las elecciones. Mientras el acuerdo entre Ciudadanos y PP en Cataluña parece factible, no será fácil obtener la bendición del PSC para subirse al carro constitucionalista. Iceta es más partidario de hablar de pactos y alianzas después de las elecciones.

Primero ha rechazado este martes la propuesta que ha hecho la presidenta de CatECP en el Parlament, Jéssica Albiach, de un pacto de su grupo con ERC y PSC tras las elecciones del 14 de febrero y también se ha mostrado contrario a un acuerdo para ir a los comicios con PP y Cs como plantea la líder de los naranjas, Inés Arrimadas.

Los mejores momentos de Inés Arrimadas, el gran azote del separatismo

Los socialistas catalanes confían en sus propias fuerzas sin necesidad de recibar ayuda ajena. Y dan calabazas tanto a pactos de izquierda como a acuerdos de derechas.

Iceta ha dicho hoy en Lleida, en respuesta a CatECP, que el PSC no formará parte de un gobierno que tenga en su programa la independencia "o un referéndum sobre la independencia", y ha contestado a Arrimadas que los socialistas tienen un programa diferente al de Cs y por ello concurrirán a las elecciones con su programa y su candidato.

Iceta ha señalado que los socialistas creen que el próximo gobierno de Cataluña debe tener un programa basado en "la reactivación económica, la reconstrucción social y la concordia entre los catalanes y las catalanas".

Desde su punto de vista, en Cataluña hay dos opciones: "La continuidad del gobierno que a pesar de su mala relación pretende seguir gobernando Cataluña, si tiene la mayoría suficiente en el Parlament, o un gobierno liderado por los socialistas".

Los pactos, después de las elecciones

Iceta ha insistido en que sobre los pactos "se tiene que hablar cuando hayan hablado los catalanes y las catalanas en las elecciones".

¿Cómo le iría a Cataluña si fuera un equipo de fútbol? Iceta tiene la respuesta

"No hay más cera que la que arde y nosotros nos ofrecemos a los ciudadanos que quieran un cambio para encabezar ese cambio, no la resignación a más años perdidos", ha agregado.

Preguntado por las declaraciones del portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, que atribuye a su propia postura el alejamiento entre republicanos y socialistas catalanes, Iceta ha respondido que el distanciamiento es "porque ERC ha hecho una deriva independentista que ha perjudicado al país".

Facebook Twitter
Deja tu Comentario