¡Junqueras y Puigdemont querían expoliar hasta el Museo del Prado!

  • Cataluña
  • 14-10-2018 | 19:10
  • Escribe: Eva Martín

Salen a la luz unos documentos que demuestran que los golpistas pretendían llevarse activos de varios museos de la capital de España rumbo a Cataluña.




El equipo de Oriol Junqueras pretendía incluir todos los archivos gestionados por el gobierno español situados en El Museo del Prado, el Museo Reina Sofía, el Museo Arqueológico Nacional y entablar una hipotética negociación para el reparto de activos entre España y la Cataluña independiente.

Es un detallado inventario de todos los bienes que los independentistas querían reclamar al Estado español, dentro de la negociación bilateral que el fugado Carles Puigdemont había anunciado para culminar con la utopía del proceso. Habían valorado en 20.000 millones de euros los 4.630 inmuebles de los distintos Ministerios que gestionan en Cataluña, pero esta locura no acababa aquí.



Conseguir la independencia y todas las infraestructuras del Estado a precio de saldo

Querían incautar los puertos y aeropuertos, carreteras y líneas ferroviarias, cuarteles militares, infraestructuras de regadíos y agua, plantas de gestión de residuos, instalaciones meteorológicas y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

El informe menciona además la pretensión de la Generalitat de reclamar al Estado, en una negociación de independencia pactada, todas las piezas de origen catalán que están depositadas en el Museo del Prado, el Museo Nacional Centro Reina Sofía, el Museo Arqueológico Nacional, el Museo del Traje, el Museo Nacional de Artes Decorativas, el Museo Nacional de Cerámica, el Museo Lázaro Galdeano y los “archivos y registros contemporáneos” gestionados por el Estado.



Junqueras había insinuado varias veces que si no se producía una “independencia pactada” la Generalitat se desentendería de su deuda pública que asciende a más de 80.000 millones de euros. Si la Generalitat no pagaba, se tendrían que hacer cargo el resto de los españoles.

En el informe incautado por la Guardia Civil también se proponía esta opción: “Puesto que la deuda de la Generalitat ya resulta inasumible, sería mejor renunciar a los activos para no tener que asumir los pasivos asociados a ellos. Los bienes territorializables pasarían a Cataluña sin contraprestación, y habría que centrar los esfuerzos en localizar los activos no territorializables y los extraterritorializables”



Puigdemont y Junqueras lo querían todo. La Independencia de Cataluña y no asumir las deudas de la Generalitat. Menos que todo se ha quedado en mucho ruido y pocas nueces.

Facebook Twitter


Deja tu Comentario