Junqueras lo reconoce: no quiere paz, sino "reconocimiento internacional"

  • Cataluña
  • 04-07-2021 | 09:07
  • Escribe: Daniel Guerra

El republicano asegura ahora que 'lo volvería a hacer'... pero deja de lado a Carles Puigdemont.




Una semana ha pasado desde que los líderes independentistas  del 1-O salían de prisión gracias a los polémicos indultos ofrecidos y aprobados por el Gobierno de Pedro Sánchez. Una semana en la que los excarcelados no han dudado, no sólo en reafirmar su compromiso con el independentismo, sino también para asegurar que lo volverán "a hacer" en cuanto tengan la fuerza suficiente.

Ahora, ha sido Oriol Junqueras, líder indiscutible de ERC, quien ha sostenido que "volvería a hacer el 1 de octubre", aunque cambiaría algunos aspectos de la celebración secesionista, para asegurarse así el éxito de la Declaración Unilateral de Independencia.



Indultados, pero arruinados: el Tribunal de Cuentas pasa la factura del procés

"Volvería a hacer el 1 de octubre, mejor, siendo más y más fuertes, extendiendo la mano a más gente" ha asegurado el republicano, durante una entrevista para TV3.



Y es que Junqueras reconoce que, a pesar de su defensa de los actos independentistas del 1-O, la unilateralidad no es suficiente para conseguir una independencia plena en Cataluña: Esta vía nos ha demostrado que no abre la puerta del reconocimiento internacional" ha confesado.

Mesa de negociación, pero sin Carles Puigdemont

Así pues, el republicano excarcelado ha reconocido que la mejor vía para conseguir la secesión, o al menos, el derecho a decidir en Cataluña, pasa porque el movimiento independentista muestre una clara predisposición al diálogo con el Gobierno de España.



Un diálogo que comenzará el próximo mes de septiembre, cuando se reactive la mesa de diálogo entre Pere Aragonès y Pedro Sánchez, que comenzará con la premisa estipulada del presidente socialista de que nunca aprobará un referéndum de autodeterminación en Cataluña.

TMB pide perdón por usar el castellano en el Metro de Barcelona



Cuestión que, sin duda, tratará Oriol Junqueras en los próximos días, no sólo con Pere Aragonès, sino también con Carles Puigdemont, con quien se encontrará este próximo miércoles en Bruselas, y con quien buscará puntos de reconciliación para reunir el independentismo, a pesar de las brutales críticas que se han cruzado entre ambos líderes en los últimos meses.

Y es que lo cierto es que, a pesar de que sí han tenido algún contacto, la interlocución entre ambos no ha sido fluida,habiendo recelado Junqueras, en las últimas semanas, de sus socios independentistas, demostrando una brecha en el bloque secesionista que podría afectar nuevamente a la gestión de la Generalitat.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario