Julio Iglesias "está acorralado" y se sentará en el banquillo de los acusados

Julio Iglesias "está acorralado" y se sentará en el banquillo de los acusados

29/12/2018

| Guillermo Vives

Facebook
Twitter

Javier Sánchez Santos le ha puesto a Julio Iglesias una demanda de paternidad para que se someta a la prueba del ADN.

El largo periplo de Javier Sánchez Santos en los juzgados por la demanda de paternidad que interpuso contra Julio Iglesias parece que está llegando a su fin. Un juez de Valencia ya ha puesto fecha al juicio en el que se podría resolver el caso.

Este es un paso más en este largo caso después de que, el pasado mes de noviembre, el artista se negara a someterse a una prueba de ADN que le reclamaba el juzgado de primera instancia número 13 de Valencia.

Ante la negativa del ex de Isabel Preysler, el abogado de la acusación anunció que pediría que compadecieran "los hijos y hermanos de Julio Iglesias para que se sometan a tal prueba de ADN".

Ahora, casi dos meses después, el juez de Valencia José Miguel Bort cita a las partes a juicio el próximo 4 de marzo para tratar de resolver un caso que ya se ha dilatado más de 25 años, pues la madre de Javier ya llevó a Iglesias a juicio en los años 90 cuando todavía era menor, pero por un fallo administrativo del juzgado perdió la causa.

El ADN de su "hermano" Julio José

El caso de la supuesta paternidad de Javier por parte de Julio Iglesias volvía a salir a la palestra por una prueba de ADN, que dio un 99,9% de coincidencia genética, que obtuvo el valenciano, a través de una equipo de detectives, de una botella que se dejó su supuesto hermano, Julio José Iglesias, en su coche mientras practicaba deporte en Miami.

A pesar de que no le hizo ninguna gracia que obtuviera de esta forma tan poco elegante, el hijo de Isabel Preysler confesaba en una entrevista para la revista Corazón que ya tuvo contacto con Javier cuando tenía 20 años y que, si se lo vuelve a encontrar en algún sitio, "lo saludaría".

Aunque aún no sabemos si finalmente veremos a Julio Iglesias sentado en el banquillo para aclarar este asunto, el abogado que representa a la acusación, Fernando Osuna, asegura que después de que se negara a someterse a la prueba de ADN, no presentarse en el juzgado no haría más que complicarle las cosas. "Está acorralado", sentenciaba el letrado.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario