Jorge Lorenzo se va cabreado de Andorra y cierra su museo

  • Deportes
  • 30-01-2019 | 06:01
  • Escribe: Guillermo Vives

Lorenzo vive ahora en Suiza, como Muguruza, Alonso o Contador, pero en Andorra siguen los hermanos Alex y Pol Espargaró o el exciclista Purito Rodríguez.


El museo World Champions by 99, del piloto de motos Jorge Lorenzo, ha cerrado en Andorra la Vella dos años después de inaugurarse este espacio sobre Fórmula 1 y motociclismo.

Desde la instalación, ahora vacía, no se han dado explicaciones públicas sobre los motivos de esta decisión, sino que únicamente han informado en un cartel colgado a la entrada que "cierra de forma permanente".


El cierre llega dos meses después que el Gobierno andorrano publicara un edicto donde solicitaba a Lorenzo contactar con la Secretaría de Estado de Asuntos Financieros Internacionales del Ministerio de Finanzas, para recibir "una notificación en materia de intercambio de información fiscal".

El local, de 400 metros cuadrados, era un homenaje a los grandes campeones de la historia de la Fórmula 1 y del motociclismo: exponía piezas de coleccionista que el piloto mallorquín había ido recopilando durante su carrera. También ofrecía simuladores de Fórmula 1 y zona de bar donde poder ver retransmisiones deportivas.


¿Qué se esconde detrás de la decisión de Lorenzo?

A Lorenzo no le sentó bien que el gobierrno andorrano le reclamara información sobre su fiscalidad y su decisión fulminante tiene mucho que ver con la reacción andorrana.  Lorenzo, que durante años tuvo fijada su residencia en Andorra, ahora vive en la ciudad suiza de Lugano. En ambos casos para obtener un mejor tratamiento fiscal. 

La Agencia Tributaria lleva tiempo investigando los ingresos económicos y el patrimonio del piloto mallorquín y ha remitido un requerimiento al Gobierno de Andorra reclamando información fiscal de los años que Lorenzo disfrutó de la ciudadanía andorrana. A raíz de este hecho, el Boletín Oficial del Principado de Andorra (BOPA) publicó un edicto en el que concedía a Jorge Lorenzo Guerrero diez días de plazo para entregarle “una notificación en materia de intercambio de información fiscal“.



Y es que en febrero de 2015 se supo que la delegación de la Agencia Tributaria en Cataluña había abierto una inspección a la sociedad FMT Land 99, de la que Jorge Lorenzo es el principal socio, relacionada con la liquidación del IVA, el Impuesto de Sociedades y los ingresos por rendimientos del trabajo, correspondientes a los ejercicios 2010 a 2012.

La medida no le ha hecho ninguna gracia a Lorenzo, que ha optado por desvincularse de Andorra poniendo incluso a la venta la casa que tiene en Anyós.

El chollo fiscal de Andorra

Son muchos los deportistas de elite que tienen fijada su residencia en Andorra para aprovecharse de sus ventajas fiscales. Marc Márquez tenía intención de instalarse allí, pero la alarma social generada le hizo desistir de una idea que pasa por cambiar el 49% de tributación en Cataluña (45% en España) por apenas un 10 o un 5% en el País de los Pirineos. A este estatus pueden acogerse personas de "alto interés cultural, científico o deportivo" aunque no tengan contrato de trabajo ni hayan vivido nunca allí. Basta con pasar la mitad del año en Andorra (183) o al menos que lo parezca.

El caso de Márquez es claro: con un salario anual de 12 millones de euros, paga a Hacienda casi la mitad, unos seis millones. Si su residencia fiscal estuviera en Andorra, el impuesto sería de 30.000 euros anuales con el nuevo IRPF andorrano, cuyo tipo máximo de retención es apenas del 10%.

Expatriándose en Andorra, los deportistas profesionales eligen también un país con una fiscalidad favorable y una imposición directa e indirecta reducidas. La tasación máxima sobre la renta (IRPF) es de 10% mientras el índice de IVA (IGI) aplicado sobre los bienes de consumo es de 4,5%. El coste de la vida es menos caro que en otra parte.

De la misma manera que Pedrosa, Contador, Fernando Alonso, Garbiñe Muguruza, Sete Gibernau o Carlos Moyà estuvieron y están empadronados en Suiza, otros deportistas han optado por quedarse más cerca aprovechando las ventajas fiscales. Es el caso de los hermanos motociclistas Alex y Pol Espargaró, el piloto de raids Joan Barreda, el ciclista Purito Rodríguez o la extenista Arantxa Sánchez Vicario, aunque en su caso la Audiencia Nacional acabó considerando que su residencia estaba en España.

 

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario