Jorge Javier Vázquez intenta dar pena narrando su triste (pero millonaria) cena de Nochebuena

  • Famosos
  • 31-12-2019 | 07:12
  • Escribe: Redacción

Jorge Javier cena solo en Nochebuena y lo relata en su blog de Lecturas




Jorge Javier se ha sincerado y ha explicado en qué circunstancias ha pasado la Nochebuena

El presentador estrella de Telecinco despide uno de los años más difíciles para él desde que en el mes de marzo sufriera un ictus por el que ha tenido que ser intervenido quirúrgicamente dos veces. 



La triste Nochebuena de Jorge

Como suele ser habitual Jorge se abre en canal a través de su blog de Lecturas en el que cuenta sus experiencias y vivencias más personales. 

Ha empezado explicando que tiene muchas cosas que contar y que "lo malo es que no todo lo que tengo que contar es bueno". 



El catalán se ha escapado a la playa para pasar las Navidades y ha sido justo ahí donde también ha disfrutado de la Nochebuena aunque en compañía de sí mismo. Jorge ha querido pasar unas fechas tan señalas solo principalmente por tres motivos que ha querido compartir con sus lectores.

"He querido viajar solo por tres razones. Porque necesitaba ordenar mi cabeza después de un año movidito, porque debía evitar cualquier distracción ya que tenía que ponerme a fondo con mi nueva función y porque quería estar conmigo a ver qué tal me llevaba", comenta. 



Además, no dudó en comentar cómo pasó y vivió el día. "Durante el día paso el tiempo entre el agua de la playa y la hamaca, intercalando algún que otro paseo por la arena para seguir ejercitando mis músculos. Y así no hay quien haga carrera". 

Sin embargo, no quiso olvidar cómo la vivía anteriormente. "Yo me reservaba para la cena de Nochebuena del hotel. 'Ahí sí que me luciré', pensaba con optimismo. Pero cuando me enteré de que había que ir todo vestidito de blanco –¡Ay!, los dichosos 'dress code'–, empecé a mosquearme". 



Cenó solo

"Lo que más se me ha hecho bola hasta la fecha ha sido ir a cenar solo en Nochebuena. La gente no se lo cree, pero yo soy tímido. Muy tímido. En la tele y en el teatro no, pero fuera de mi espacio laboral soy de los que se ponen rojo a las primeras de cambio". 

Un momento un tanto incómodo para él puesto que "cuando me vi con mis pantaloncitos y mi polo blanco yendo a cenar me moría de la vergüenza. Porque empecé a pensar que le daría penita a alguno de los huéspedes del hotel, que me invitaría a cenar con su familia para no estar en soledad y a las malas desconocía si tendría fuerza para negarme". 

Jorge ya tiene una batallita más que contar que de bien seguro no olvidará. "Con lo cual a lo mejor pasaba tan señalada noche cenando con desconocidos, intentando ser agradable y maldiciendo el día y hora que decidí emprender este viaje", y eso es lo que le atemorizaba al presentador, solo que todavía habría una sorpresa más para Vázquez: "No fue así, pero tengo que decir que al llegar al lugar no había mesa preparada para mí. Tuvieron que habilitar una deprisa y corriendo. No me extrañó. Era la única persona que iba a cenar sola". 

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario