Jordi Llopart, medalla de plata de los JJOO de Moscú: "¡En Cataluña me pusieron la cruz porque dediqué mi triunfo a España!"

  • Cataluña
  • 03-08-2020 | 09:08
  • Escribe: Pablo Ruiz

El primer atleta en conseguir una medalla olímpica para España denuncia el maltrato que ha sufrido en Cataluña


“Cuando llegué aquí tras ganar la medalla de oro en Praga y dije que le dedicaba el campeonato de Europa a España, Cataluña me puso la cruz negra. Dijeron que Jordi Llopart decía lo que le dictaba la Federación española”, recuerda Jordi Llopart (El Prat de Llobregat, 1952).

Hace 40 años y pocos días, el 30 de julio de 1980, Llopart entraba en la historia del atletismo español. (La Cámara de Barcelona ¡¡alerta de que Torra acabará con el turismo!!)


Oro en el Europeo y plata en los Juegos Olímpicos

Llopart consiguió la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Moscú en la prueba de 50 kilómetros marcha y se convirtió en el primer atleta español en conseguir una medalla olímpica.


Dos años antes, en Praga 1978, ganó la medalla de Oro en el Europeo. (El mapa de la vergüenza: ¡¡Nadie querrá la independencia después de ver esto!!)

Maltratado en Cataluña

Ahora, con una pensión de poco más de 700 euros y buscando trabajo, Jordi Llopart concede una entrevista a ‘Alerta Digital’ en la que rememora aquellos tiempos dorados y denuncia el maltrato que ha sufrido por parte de las instituciones catalanas.



Y matiza: “Yo se lo dedique a España. ¿A quién representaba? Pues ya está”.

“Siempre han tenido buenas palabras por parte del Gobierno español, he tenido una ayuda por parte del Comité Olímpico Español pero por parte de Cataluña no he tenido nada”, explica Llopart.

El subcampeón olímpico explica que “me he sentido poco querido”, y asegura que no se arrepiente de nada de lo que hizo: “Estoy muy convencido de todo lo que hice”. (ERC ha fracasado y Gabriel Rufián lo reconoce. ¿Fin de la mesa de negociación?)

Drama personal

“Estoy jubilado y tengo una pensión de poco más de 700 euros. Llamé a todas las puertas aquí en Cataluña y me decían: ‘Ay Jordi, que ahora no es el momento’, ‘Ay Jordi, es que con tu edad…’, ‘Ay Jordi…’. No lo entiendo. Yo tengo mis estudios y mi sapiencia. Hablo seis idiomas y he sido entrenador de todo. ‘No es el momento, no es el momento’. Cuando quisieron, políticamente, me utilizaron. ¡Me u-ti-li-za-ron! ¡los políticos de Cataluña!”.

Y sentencia: “Ni tengo trabajo ni tengo nada. Tengo una mísera pensión de setecientos y pico euros y nada más. Pero ya he llorado mucho. No quiero llorar. Solo quiero descansar. Por eso me he confinado en casa”.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario