Joaquín Luna se cachondea del Consell de la República y los chiringuitos del procés

  • Cataluña
  • 01-11-2018 | 18:11
  • Escribe: Daniel Guerra

El periodista Joaquín Luna ha escrito un duro artículo en el que describe a la perfección el 'chiringuito' del procés




El periodista Joaquín Luna no se ha cortado un pelo con un artículo para La Vanguardia en el que ha criticado con dureza el “modus vivendi” de la república. 

El Consell liderado desde Bélgica por Puigdemont no ha dejado indiferente a Luna, que califica de forma muy acertada como “chiringuitos” los organismos con los que el independentismo pretende seguir chupando del bote en la medida de lo posible. "Ayer fue presentado en Palau el Consell per la República, ¡un organismo privado!, ¡sin un euro de financiación pública! Un milagro bíblico", ironiza Luna.



El independentismo trata de duplicar la administración innecesariamente

En ese sentido, el periodista considera que “hay que ser forofo” para tragarse semejante trola: “Hay que ser forofo para tragarse esta expansión de la ‘industria de la desconexión’: las franquicias de la república, unos chiringuitos hechos a la medida de amigos y conocidos cuya necesidad nadie sabe explicar”, manifiesta.

“Si esta es la modernidad del siglo XXI en lo que se refiere a eficacia en la gestión del dinero público y simplificación y transparencia de la organización administrativa…”, denuncia Luna.



Asegura, además, que no recuerda la creación de tantos organismos “con nombres largos, farragosos y burocráticos” desde la desaparición de la antigua Unión Soviética: “Sólo hacen que duplicar una administración suficientemente estructurada”, expresa.

Por último, deja claro que estas franquicias de la ficticia república catalana no son más que un “entretenimiento” para los fieles: “Afortunadamente, las franquicias de la república no dejan de ser una forma inocua de premiar a los fieles y buscarles un entretenimiento que en algunos casos –asegura la Generalitat– se costea con fondos privados. Lo cual es muy inquietante porque nadie da nada por nada en esta vida. ¡Qué bien disimulamos la Catalunya de los emprendedores!”, concluye.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario