Jesús Manuel desvela el bofetón de la hija de Mila Ximénez a Rocío Carrasco

  • Famosos
  • 28-06-2022 | 07:06
  • Escribe: Laura Abad
Solo hay una manera de querer a una madre, respetándola. Así lo ha hecho Alba, la hija de Mila. Rociíto, no sabe lo que es querer a una madre y sobre todo, querer a sus hijos


La diferencia entre Alba Santana y Rocío Carrasco es abismal. 2021 fue el peor año de Alba Santana. Perdió a su madre, Mila Ximénez, el 23 de junio, y a su padre, Manolo Santana, el 11 de diciembre. "El vacío es enorme", confesaba Alba. Madre e hija estaban muy unidas. Mila viajaba frecuentemente a Ámsterdam, donde Alba lleva 15 años viviendo con sus hijos, Alexander y Victoria, y su marido.  

"Les echo mucho de menos. Con mi padre llevaba dos años distanciada y es distinto, pero con mi madre tenía una relación muy estrecha, de todos los días. Sé que tengo que tirar adelante porque tengo dos hijos, marido y por mí misma. Sé que mi madre lo querría".



José Manuel Ruíz, en su columna en el Chismografo, explica como han gestionado Alba Santana y Rocío Carrasco, la muerte de sus padres. "Alba Santana ha querido recordar a su madre con el silencio. Con el respeto. Con el descanso mediático. La hija de Mila Ximénez podría haber cobrado lo que hubiese querido por contar todo lo vivido con su madre y sin su madre", dice Jose Manuel.

"La hija de Mila Ximénez tuvo una infancia difícil y fácil a la vez. La generosidad de su madre rompió barreras. Alba estudió, buscó un porvenir laboral, encontró el amor, montó una familia. No ha necesitado rebuscar "entre sus muertos" para llevar una vida feliz.  Cómoda y acomodada. Es cuestión de trabajo y saber elegir. En todos los campos" concluía.



"Rocío Carrasco. No estudió. No encontró el amor cuando lo buscó. Tenía 17 años. Después parece ser que sí. El tiempo lo dirá. La videncia aquí no se puede practicar. Tuvo dos hijos. No tiene relación con sus dos hijos ni con el resto de la familia. No tiene familia. Más allá de la mediática y además, el "mundo" es malo, todo el mundo es malo, menos los que le dicen que sí lleva razón. Pensamiento único y "somos buena gente. dice Jesús Manuel.

La actitud de Alba Santana con la muerte de su madre, le da un zasca a Rocío Carrasco. Mila puede descansar tranquila, su hija la quería, la quiere y la respeta. En cambio Rocío Jurado no podrá descansar nunca. El comportamiento de Rociíto no es lo que su madre esperaba. Y lo que menos entendería es ver como abandonó a sus hijos. Rocío Jurado amaba con locura a sus nietos.



Con la docuserie Rociíto pretendía destrozar a Antonio David Flores, acusarlo de malos tratos y sobre todo justificarse porque abandonó a sus hijos. Se escudaba en una depresión, que poco a poco se ha descubierto, que no le había impedido salir de juerga, "trabajar" en televisión y hacer exclusivas. Recordemos que Antonio David, nunca fue condenado por malos tratos y que el juicio fue sobreseído.

En la segunda docuserie su objetivo es otro. La familia Mohedano, Ortega Cano, Raquel Mosquera y cualquier otro que se le ocurra. Está dispuesta a destrozar a todas la personas que su madre quería y esto es imperdonable.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario