Jaume Roures pierde el control de Mediapro en favor de la empresa china Orient Hontai

  • Medios
  • 06-10-2021 | 09:10
  • Escribe: Gonzalo Palacios

El empresario independentista no ha tenido más remedio que aceptar el rescate de Mediapro con una inyección de capital de sus socios chinos, que se convierten en máximos accionistas del grupo




Después de casi 30 años al frente de Mediapro, el independentista Jaume Roures está a punto de perder el control sobre la productora catalana, tras haber perdido más de 200 millones de euros el pasado año 2020 y no poder llevar a buen término el rescate de la empresa. Su socio chino de Orient Hontai inyectará más de 600 millones para su salvación, tal y como apunta Iker Gurpegui en 'El Cierre Digital'.

Esa inyección de capital supondrá que la multinacional china se haga con el 85% de las acciones del grupo, limitando al 15% el poder de Roures en Mediapro. Hasta la fecha, controlaba el 46% de la compañía que él mismo fundó en el año 1994.



Mediapro arrastra 900 millones de euros de deuda, y los 620 millones de inversión de la empresa china servirá para salvar al grupo de la quiebra. La productora catalana tuvo el año pasado 215 millones en pérdidas y tuvo que renunciar a los derechos de la Ligue 1.

Para salir a flote, Roures logró un crédito ICO de 60 millones de euros, impulsó una ampliación de capital por otros 50 kilos y pidió al SEPI 230 millones de euros. Sin embargo, finalmente será Orient Hontai quien lidere el rescate de la empresa dejando al polémico empresario independentista prácticamente sin poder sobre su propia empresa.



La lista de candidatos a representantes del chiringuito de Puigdemont incluye a Laura Borràs, Albert Donaire o Toni Albà

Mientras su negocio se desmorona, Roures se ha dedicado en estos últimos días a hablar del Barça en lugar de contar la dramática situación de Mediapro: "En una empresa cualquiera, si se pierde dinero son los propietarios los que lo ponen. Si en el Barça los socios son los propietarios, deberían ayudar a resolver los problemas con una derrama o de alguna manera. Poner 1.000 o 2.000 euros cada socio, a cambio de algún tipo de compensación en el futuro. Ha habido mucha demagogia en este tema: se dice que no se subirán las cuotas por razones electorales, cuando la realidad es que ver un partido en el Camp Nou le cuesta 30 euros a un abonado", alegó.



Curiosamente, aunque Mediapro estaba prácticamente en la ruina económica, Roures sí tuvo dinero para avalar a Joan Laporta y ayudarle a ganar las elecciones del Barça: "Si la directiva no hubiese conseguido el aval, habría que haber convocado nuevas elecciones. Dos meses más y estábamos en marzo, con una Gestora que no puede hacer disposición de dinero, que no puede suscribir deuda, que no puede tomar decisiones".

Roures, al carrer

Jaume Roures ha sido durante muchos años uno de los empresarios catalanes con más poder, pero con la pérdida de Mediapro su nivel de influencia disminuirá notablemente.



A sus 71 años, tal vez haya llegado para él el momento de empezar a pensar en descansar y disfrutar de una buena jubilación.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario