Isabel Rábago desvela con pelos y señales su cambio radical con Antonio David y Rocío Carrasco

  • TV y Cine
  • 21-07-2022 | 20:07
  • Escribe: Álvaro Jiménez
La periodista ha narrado con pelos y señales el encuentro que le hizo ‘abrir los ojos’


 



Isabel Rábago es una de las periodistas que cambió radicalmente su opinión sobre Rocío Carrasco y Antonio David Flores. La tertuliana ha utilizado su columna en EsDiario para explicar a toda la audiencia, con pelos y señales, las razones que le llevaron a cambiar un bando por otro.

"A mí los pensamientos monolíticos nunca me han gustado. Y lo que estoy viendo en los últimos tiempos me recuerda a lo que ya hicimos todos en su momento con la Carrasco, cargar las tintas y señalar constantemente a una culpable, sin que, de momento, exista prueba alguna en su contra, Gloria Camila Ortega Mohedano", ha comenzado Isabel Rábago.



Marina Esnal reaparece con una contundente sentencia sobre Ortega Cano y Sálvame

"Y yo esa lección ya la aprendí, tras conocer a Rocío Carrasco, hace algo menos de cuatro años, si la memoria no me falla. La conocí en casa de Terelu, fue generosa conmigo ya que sabía que yo llevaba muchos años trabajando con Antonio David, que le defendía en los platós y que creía su versión, y me permitió preguntar todo lo que quise. Yo preguntaba, callaba y escuchaba", ha señalado.



Asimismo, Isabel Rábago ha confesado que Rocío Carrasco no le contó, en esa primera toma de contacto, alguno de los capítulos más traumáticos de su vida. "Eso sí, Rocío, jamás me relató el episodio de su hija, ni el porqué del distanciamiento con sus hijos, ahí se callaba con la mirada perdida. Tampoco me contó cuando intentó quitarse la vida".

En esta línea, la periodista ha desvelado el momento en el que cambió de bando. "De lo primero me enteré por lo publicado por un periodista, Nacho Gay, y por lo segundo me enteré como toda España, en la emisión en directo de la docuserie, y por cierto me sentí muy mal. El episodio de su hija fue la gota que colmó el vaso y me di cuenta de que David nos había mentido a todos y a partir de ese momento, cuestioné todo lo que contaba, principalmente porque jamás aportó prueba alguna".



El encuentro con Rocío Carrasco en casa de Terelu fue determinante para dar la espalda a Antonio David. "Conocer aquella tarde a Rocío y a Fidel, me hizo plantearme el papel de la prensa durante todo ese tiempo. A partir de ese momento y con casi toda la información, comencé a buscar lo que me permitió ir corroborando su testimonio. Eso sí, siempre he respetado su presunción de inocencia respecto al tema del maltrato pues no existe sentencia alguna que lo inculpe o condene y en eso he sido muy clara y reiterativa, desde el primer día".

"Rocío tiene muchas cosas buenas, pero lo mejor es que te respeta y a pesar de contarte su historia no te impone que la creas, no te impone lo que tienes que decir, quien me conoce sabe que eso conmigo es tiempo perdido. Te pide que contrastes lo que ella cuenta y que luego seas tú misma la que saque las conclusiones para poder defender, si quieres, aquello en lo que crees. Jamás te pide lealtad en un plató, ni te pide que la defiendas", ha indicado Isabel Rábago.

Su relación con Rocío Carrasco

"Por cierto, yo con Rocío no he ido ni a comer, ni a cenar, ni he compartido viajes, ni exclusivas con ella, pero creo en todo lo que me ha demostrado hasta hoy. Conocer la verdad de Rocío hizo que comenzara a defender su historia mucho tiempo antes de que la Carrasco, decidiera contar su versión, y, por cierto, los platós eran duros, muy duros, contra los pocos que dábamos información sobre ella", ha comentado la periodista.

Beatriz Cortázar arrastra a Kiko Hernández como nunca: toda España en shock por lo que ha dicho de él

"Y es que antes no soplaba el viento a favor, aunque parece que se les ha olvidado a muchos. Entonces te señalaban, te intentaban quitar credibilidad porque "eres amiga", con la misma estrategia que se sigue practicando ahora cuando sigues defendiendo la información de otros", ha añadido Rábago.

Por último, ha comentado que no piensa cometer el mismo error en otras 'guerras' como la de Gloria Camila y Ana María Aldón. "Estar ahora al lado de Rocío es fácil, es lo más fácil. Lo complicado es estar al lado en determinados momentos de otras personas implicadas en esta historia. Ahora parece que si defiendes a Gloria y no a Ana María, estás traicionando a Carrasco o que no eres empática o que no has entendido nada, cuando resulta que la que lo ha entendido hace mucho más tiempo que los que te lo echan en cara, he sido yo. Esas acusaciones sin sentido me hacen sonreír".

Facebook Twitter

Deja tu Comentario