Isabel Pantoja sacó a Kiko de la droga

  • Famosos
  • 22-01-2019 | 06:01
  • Escribe: Guillermo Vives

"Yo sigo sin ir solo a ningún lado. No me dejan. En el tiempo que no he estado trabajando me ha ayudado mi madre económicamente”, ha dicho Kiko Rivera en GH Dúo.




Kiko Rivera se ha sacado de encima la angustia que le atenazaba confesando públicamente que en el pasado estuvo atrapado a las drogas. Ha conseguido salir adelante, pero no puede decir todavía que esté fuera de ese peligroso mundo.

Una vez superado el bombazo inicial de su confesión en GH Dúo, Kiko ha continuado ofreciendo nuevos detalles sobre el tema.



Y ha recordado cómo fue el periodo de desintoxación para eengancharse definitivamente. La sorpresa es que ese periodo, delicado y fundamental, todavía no ha terminado.

"Mi madre me ayudó económicamente"

 “Yo me encerré en mi casa y no iba a ningún sitio, más que a recoger a mis hijas al colegio. No quise ir a ningún centro porque sabía que se iba a armar ‘La Marimorena’. Estuve en casa con mi madre, mis tres amigos y con Irene, que tiene el cielo ganado”, le ha confesado Kiko a Julio Ruz.



Y lo que dejó a Julio Ruz preocupado es que Kiko le reconoció que el tema todavía no está superado: "Yo sigo sin ir solo a ningún lado. No me dejan. Estoy muy bien, he salido de ahí… pero necesito mi apoyo“. Y luego hizo una nueva revelación que amplía el paisaje de su problema con un detalle importantísimo: “En el tiempo que no he estado trabajando me ha ayudado mi madre económicamente”.

Kiko se explayó en este punto: “Antes, económicamente, vivía del carajo. No me faltaba nada de nada… y mira, ahí fue. Y justo al empezar con Irene vino la mala época y me fui abajo. En los peores momentos ha estado ella”, refiriéndose su esposa Irene Rosales: “Irene es muy buena. Tiene su espacio en el cielo ganado. Por mucho que haga o diga, no podré nunca agradecérselo. Quiero ser la persona perfecta para ella, si hay alguien quién se lo merezca en esta vida es ella. Y mi familia, claro. Mi madre tiene el cielo ganado desde hace mucho más tiempo”.



 “Me he tenido que pegar X meses encerrado en mi casa. De ahí, al colegio de las niñas, y de ahí a mi casa. De mi casa, al médico, y del médico a mi casa. Con mi madre, mis tres amigos, mi gente… y esa fue mi cura”, ha reconocido en GH Dúo.

 



 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario