Isabel Pantoja no se deja ver por el tanatorio en el entierro de su consuegro, pero tiene coartada

  • Famosos
  • 28-11-2020 | 07:11
  • Escribe: Celeste De Sebastián

La tonadillera, aún así, ha querido tener un 'detalle' con Irene Rosales, que atraviesa uno de sus peores momentos.


La bronca que ha mantenido separados a Isabel Pantoja y Kiko Rivera durante las últimas semanas, acerca de la herencia del DJ por parte de su padre, parece haber quedado en un segundo plano ante la muerte del padre de Irene Rosales.

"Suponemos que Isabel Pantoja hará llegar su pésame a pesar de la situación" comentaban en el programa de Ana Rosa. 


Un pésame que llegaba... pero no en forma de encuentro físico entre madre e hijo; y es que la tonadillera, residiendo aún en la finca Cantora (Cádiz), no ha podido desplazarse hasta Sevilla, ya que las estrictas normas por el covid-19 han provocado el confinamiento de Sevilla, lugar de la celebración del entierro.

Jennifer López sorprende a los 51 años con este desnudo integral que quita el hipo


En su lugar, Isabel Pantoja ha enviado una gran corona de rosas rojas al funeral, en su nombre y en el de su "familia", colocada en el coche fúnebre de Manuel Rosales.

Un acercamiento que podría haberse también traducido en un contacto de la tonadillera con Irene Rosales para darle el pésame a través del teléfono, aunque no a través de su hijo, con quien hace semanas que, según los rumores, no tiene contacto.



Irene Rosales, destrozada ante la pérdida

Irene Rosales llegaba junto a Kiko Rivera a la iglesia de la Concepción, lugar donde se ha producido el último adiós a su padre, Manuel, que fallecía después de 16 años de lucha contra un tumor cerebral. Una pérdida que ha destrozado a la mujer del DJ, que perdía, apenas hace nueve meses a su madre, Mayte Vázquez.

Bustamante consigue su peso ideal imitando a Paula Echevarría

Tanto ella como sus hermanos han esperado en la entrada de la iglesia la llegada del coche fúnebre, visiblemente destrozados por el dolor, sorprendiendo la aparición de la corona de la tonadillera en un lugar destacado del coche fúnebre, demostrando que, a pesar de los recientes sucesos, Pantoja sigue sintiéndose cercana a su hijo y nuera.

Una situación que ha acercado mucho más a Irene y a su marido, y que podría provocar una aproximación de posturas entre el matrimonio e Isabel Pantoja, a pesar de la complicada situación económica que les mantiene alejados y enfrentados.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario