Irene Rosales no fue a la boda de Anabel Pantoja por una posible recaída de Kiko Rivera

  • Famosos
  • 03-10-2021 | 09:10
  • Escribe: Eva Martín

La mujer de Kiko Rivera no quiso dejar solo al DJ por temor a que pudiera cometer alguna estupidez, dados sus antecedentes




La ausencia de Kiko Rivera en la boda de Anabel Pantoja ha hecho correr ríos de tinta, pero casi más que la ausencia del DJ ha sido la de Irene Rosales y sus hijas la que ha llamado la atención. Tras la muerte de su abuela, doña Ana, Kiko Rivera volvió a la península ibérica y decidió no reincorporarse al festejo del enlace de su prima. No obstante, le pidió a su mujer que se quedara en representación del matrimonio.

Una petición que Irene Rosales no atendió, ya que la mujer de Kiko Rivera decidió abandonar la isla de La Graciosa poco después que el DJ para acompañarle en estos momentos tan complicados.



Este abuso sexual sí es rentable: Telecinco se reparte la pasta con Sofía Cristo mientras guarda silencio por Carlota Prado

Este sábado, tanto Belén Esteban de forma presencial como Anabel Pantoja en una conexión en directo desde Canarias hablaron sobre dicha ausencia en el Deluxe. La princesa del pueblo lamentó la escena de Irene Rosales cargada con cuatro maletas y con sus hijas abandonando el lugar: "Para ellos fue un palo muy gordo lo que pasó, a mí se me caía el alma a los pies viendo a Irene Rosales con cuatro maletas y dos niñas volviendo a la península solas para estar con Kiko", contó.



Irene Rosales ha justificado su decisión alegando que Kiko Rivera es su marido, que siempre ha estado a su lado cuando ella ha vivido pérdidas difíciles, como fueron las de su padre y su madre recientemente, y que ella debía corresponder de la misma forma: estando al lado de Kiko en un momento tan delicado para él. Sin embargo, detrás de dicha decisión podría haber algo más.

Kiko Matamoros suelta la bomba

Y es que Kiko Matamoros no dudó en culpar a las adicciones de Kiko Rivera como la causa por la que Irene Rosales prefirió volver a casa y no celebrar la boda: "Yo creo que ella tenía que estar al mando del barco, no podía dejar a Kiko solo en ese estado rodeado de sus amigotes, por lo que pudiera pasar", explicó el colaborador.



Unas palabras que dan a entender que Irene Rosales estaba muy preocupada por la posibilidad de que Kiko cometiera una estupidez recayendo en sus problemas con las drogas si no estaba acompañado por su familia.

Sea cierto o no, el gesto de Irene Rosales demuestra su calidad humana y refleja que Kiko Rivera tiene a su lado a una mujer que quiere lo mejor para él, al contrario de lo que se ha insinuado a lo largo de los años. Muchos han afirmado que Irene estaba con Kiko Rivera por interés, pero a medida que van pasando los años y vamos viendo gestos como este queda demostrado que en realidad está muy enamorada de su marido.



María Patiño mete a Gema López en un lío bestial con su nuevo y misterioso novio

Los últimos días han sido una pesadilla para Kiko Rivera: la muerte de su abuela, no haber podido despedirse de ella en condiciones, el reencuentro con su madre, la tensión en Cantora... Todos los componentes invitaban a que Kiko pudiera recaer en su adicción, e Irene Rosales ha demostrado que va a poner todo de su parte para ayudar a Kiko a superar todos sus problemas.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario