Irene Montero puede buscarle un lío de los gordos a Kiko Hernández

  • TV y Cine
  • 12-05-2022 | 07:05
  • Escribe: Pablo Ruiz
Irene Montero ha hablado alto y claro sobre el uso de vientres de alquiler


Irene Montero, ministra de Igualdad y una de las integrantes del 'núcleo duro' de Podemos, ha puesto entre la espada y la pared al colaborador de Sálvame, Kiko Hernández, por el borrador de ley de salud sexual y el uso de vientres de alquiler.

Según el citado borrador, el uso de vientres de alquiler se considera una forma de violencia contra la mujer. Irene Montero ha puesto contra las cuerdas a todo Sálvame ya que uno de sus colaboradores ha recurrrido a ello.



La pataleta de Kiko Matamoros provocó un ataque de risa viral de Carlos Sobera

Kiko Hernández es padre y recurrió al vientre de alquiler para cumplir su sueño. Ahora, esto está muy mal visto, según lo que ha reflejado el borrador presentado por el ministerio de Igualdad que gestiona Irene Montero.



La ministra podemita cuenta siempre con el apoyo del programa Sálvame en todo lo que dice. Todos hablan muy bien de ella y defienden cada paso que da. Ahora habrá que ver de que lado se ponen los tertulianos.

Irene Montero se ha posicionado en contra de los vientres de alquiler y ha tachado estas prácticas de violentas contra la mujer. Por lo tanto, ha señalado a personas como Kiko Hernández, que lo han llevado a cabo.



La maternidad subrogada

La maternidad subrogada, formalmente gestación subrogada, es la práctica por la que, previo acuerdo con otra persona o pareja, una persona queda embarazada, lleva la gestación a término y da a luz a un bebé para esa otra persona o pareja, las cuales se convierten en progenitores del bebé.

Desde su comienzo como práctica comercial en los años 1970, la gestación subrogada suscita fuertes controversias éticas, legales y sociales. Las distintas posiciones respecto a la subrogación se diferencian principalmente entre aquellas que la consideran como el ejercicio de la libertad individua y las que la consideran una forma de explotación relacionada con cuestiones de clase social, etnia y raza.



Brutal humillación a Kiko Hernández en Sálvame por sus hijas: ya no se libra nadie

La situación legal de esta práctica es diferenciada y va desde la prohibición expresa hasta la reglamentación detallada, pasando por la ausencia de legislación que la mencione de manera directa en algunos países.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario