Irene Montero lo cuenta todo sin pudor: le encantaba empinar el codo y sus 'primeras veces' en el pueblo

Irene Montero lo cuenta todo sin pudor: le encantaba empinar el codo y sus 'primeras veces' en el pueblo

15/01/2023

| Daniel Guerra

Facebook
Twitter

La ministra de Igualdad narra cómo era pasar los veranos en Tormellas, el pueblo de su padre en Ávila

Irene Montero ha concedido una entrevista íntima a El Huffington Post en la que ha hablado sobre su infancia y adolescencia, recordando cómo fueron sus veranos en el pueblo abulense de su padre, Tormellas. La ministra de Igualdad no ha tenido ningún reparo en hablar sobre fiestas, borracheras e incluso de su primera vez.

"Mi primer beso fue en el colegio, no en horario escolar pero en el cole. Es bastante normal. También he vivido muchas primeras veces en el pueblo, Tormellas", confiesa Montero, que sin decirlo abiertamente da a entender que allí fue donde tuvo lugar su primera relación sexual. Pero no solo eso, también sus primeras borracheras.

Los dos violadores famosos que han quedado en libertad gracias a Irene Montero

"Siempre he sido muy doña perfecta, de mis estudios, de sacar todo buenas notas, no faltar ningún día a las tareas que había que llevar, los exámenes, todo... Pero luego cuando tenía cumplida la responsabilidad, pues a disfrutar", explica Irene Montero, que admite que en su adolescencia le gustó mucho la fiesta y el consumo de alcohol.

"En los pueblos se bebe una barbaridad. No queremos fomentar el consumo abusivo del alcohol, pero cierto es que las fiestas de pueblo es lo que es", explica Montero, la impulsora del famoso "sola y borracha quiero llegar a casa". Ahora se entiende todo.

Los amigos de Irene Montero son del PP

Irene Montero no ha tenido más remedio que admitir que sus ideas no son compartidas en el pueblo de su padre, donde conserva amigos de la infancia que son fieles votantes del Partido Popular: "Es un pueblo muy pequeño, de una manera u otra todos somos familia. Algunos de mis amigos del pueblo son del PP, hace mucho que no les veo y me da mucha pena pero les quiero mucho", señala.

"Hace mucho que no voy, es más complicado. Íbamos todos los veranos, yo he pasado allí mi infancia, mis padres me llevaban allí con mis abuelos. Era una maravilla, el pueblo tiene un río, íbamos por la mañana y por la tarde con todo el grupo de amigos. Íbamos a los descampados, todo el mundo te conoce... Eso tiene algunas partes agobiantes, pero también es bonito que vayas por donde vayas siempre hay alguien que te conoce", señala sobre aquellos veranos en Tormellas.

Un regreso al pasado de Irene Montero con mucha nostalgia, ya que confiesa que ahora no tiene tiempo de ir demasiado por allí a empinar el codo con sus paisanos.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario