¡¡Investigan a un demente por golpear en la cabeza a su perro hasta provocarle graves lesiones!!

  • Mascotas
  • 20-12-2019 | 10:12
  • Escribe: Pablo Ruiz

Denunciado el dueño de un perro en Badajoz por provocarle fracturas y lesiones en cabeza y patas


La Policía Local de Badajoz ha puesto a disposición judicial a un joven de 23 años acusado de un delito de maltrato animal, por presuntamente golpear de forma reiterada a su perro, que permanecía la mayor parte del tiempo en una terraza, cuando llegaba a casa.

Los informes veterinarios practicados al animal, del que ya se ha hecho cargo la asociación ADANA, que se ha personado como acusación particular, determinan que el perro sufre fractura de porción lateral del cóndilo humeral, lesiones en rodilla y en la cabeza, donde tiene además al menos cinco fracturas, y perdida de la audición.


Adana difundió el caso de Baloo a través de sus redes sociales, donde además tiene abierta una cuenta para recaudar los fondos que cubran los gastos veterinarios del animal.

En una de sus publicaciones, desde la asociación reconocían la diligencia con la que había actuado la Policía Local tras conocer los hechos y ver las pruebas. "Sin su intervención, Baloo quizá hoy no estaría vivo", señala la asociación.


El suceso ocurrió en el casco antiguo, tras denuncia de una comunidad de vecinos, respaldada por ADANA, al oír de forma continuada lamentos y lloros de un perro que pasaba la mayor parte del tiempo en una terraza.

Ante el requerimiento de Policía Local, el perro fue entregado de forma voluntaria por el propietario, quedando a disposición del servicio municipal de protección animal, siendo cedido a la protectora Adana para su cuidado.



Delito por Maltrato Animal

Debido a la gravedad de las lesiones que presentaba el perro, el propietario fue informado de que se pondrían las actuaciones a disposición judicial por si fuese constitutivo de un presunto Delito por Maltrato Animal.

Estos hechos ocurrieron el pasado 26 de noviembre, cuando la comunidad de vecinos en la que reside el denunciado interpuso una denuncia en las dependencias de esta Jefatura de Policía Local, ya que los lloros y lamentos de un perro se producían de forma continuada, creando un "desasosiego continuo" en los vecinos.

Lloros, lamentos y chillidos del perro

El animal, según la denuncia interpuesta, se encontraba de forma continuada en la terraza y "cuando llegaba el propietario a altas horas de la tarde, acto seguido se escuchaban lloros, lamentos y chillidos del perro", indica la Policía Local en una nota de prensa.

El propietario del perro fue requerido por la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) de la Policía Local de Badajoz, que instruye el correspondiente atestado, para que se personase en estas dependencias y a su vez al perro pudiera ser examinado por el Veterinario Municipal.

Lesiones en la cabeza y fractura en la pata

En una primera inspección el facultativo, tras visionar las radiografías realizadas al can, determinó que sufría lesiones en la cabeza y fractura de una de sus patas.

Al ser preguntado por ellas, el propietario manifestó que se habían producido por un accidente de tráfico y que lo había llevado a un veterinario para su revisión.

Ante estas afirmaciones, y debido a la gravedad de las lesiones, se le indicó que se tenían que hacer más pruebas, manifestando que él quería deshacerse del perro ya que no lo podía atender porque por motivos de trabajo pasaba todo el día fuera de casa.

Tras ello se realizó un acta de adopción y se le cedió a la protectora ADANA, para que asistiera veterinariamente al perro y gestionase una posible adopción.

Según el informe del veterinario municipal, las lesiones no son compatibles con el atropello de un automóvil, y además indica que las lesiones de la cabeza son el resultado de "múltiples traumatismos, descartando casi de forma definitiva que se pudiesen haber producido de forma fortuita".

Sin rastro de arrepentimiento

Tras determinarse la gravedad de las lesiones, el propietario fue nuevamente requerido por Policía Local para que explicase las diferentes lesiones del perro, manifestando ante el agente instructor que las lesiones de las patas se habían producido por accidente de tráfico, pero que las lesiones de la cabeza "sí se las podía haber ocasionado él en algún momento de reprimenda por el mal comportamiento del animal".

"Vamos, lo que haría cualquiera", llegó a señalar a agente.

Ante tales afirmaciones del propietario del can, fue informado de que los hechos se pondrían en conocimiento de la Autoridad Judicial por la presunta comisión de un delito por maltrato animal.

Por último, la Policía Local de Badajoz manifiesta que "perseguirá de manera constante y efectiva cualquier clase de maltrato animal, poniéndolo en conocimiento de la autoridad judicial si procediese.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario