Investigan a cuatro desalmados por la muerte de dieciséis perros en 'la perrera del terror'

  • Mascotas
  • 30-07-2019 | 09:07
  • Escribe: Pablo Ruiz

Fallecen de forma gradual por abandono dieciséis perros en una perrera de Tudela


La Policía Foral de Navarra ha investigado como presunto autor de un delito de maltrato a animales domésticos al responsable de gestionar la “perrera”, que falleció unos días antes de iniciar las diligencias.

Al mismo tiempo, agentes del Grupo de Investigación Medioambiental (GRIM) también investigan a cuatro personas que eran titulares de varios de los perros fallecidos.


La investigación se inició cuando varios miembros de una asociación que se encarga de cuidar y proteger a animales llamó a la policía alertando de que había perros en muy mal estado o probablemente muertos en una finca en Tudela.

Al desplazarse los agentes y hacer una primera inspección junto a un veterinario forense encontraron siete cadáveres de perros en fases de descomposición.


La muerte de los perros se produjo de forma gradual durante meses

Al final localizaron un total de dieciséis perros fallecidos cuya muerte, según el veterinario, se produjo de forma gradual durante los últimos meses.

La persona que se encargaba de la gestión de la perrera abandonó y dejó morir a los dieciséis perros omitiendo todos los cuidados de los mismo, un delito tipificado en el artículo 337.3 del Código Penal:

“Si se hubiera causado la muerte del animal se impondrá una pena de seis a dieciocho meses de prisión e inhabilitación especial de dos a cuatro años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales”.

La investigación de los Agentes del GRIM ha hecho que se hayan expedido cinco expedientes sancionadores a las personas investigadas:

Un expediente por no realizar el correspondiente registro en el Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local de núcleo zoológico tal como indica la Orden Foral 104/2013 de 12 de abril.

Cuatro expedientes por no tener a cuatro perros vacunados contra la rabia, tal como regula el Decreto Foral 370/1992 y la Orden Foral de 19 de septiembre de 1994 del Consejero de Salud.
 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario