Insultado y abucheado: ¿Qué ha ido a hacer Pedro Sánchez al pueblo de Puigdemont?

  • Cataluña
  • 16-04-2021 | 21:04
  • Escribe: Gonzalo Palacios




Pedro Sánchez ha tenido la ocurrencia de visitar el pueblo natal del fugado Carles Puigdemont, Amer, en la provincia de Gerona. El separatismo lo ha entendido como una provocación, porque a Puigdemont no le dejan entrar en España y, sin embargo, él no tiene problemas para moverse por Cataluña, incluso visitar el pueblo de Puigdemont, en donde su familia regenta una pastelería.

El objeto de la visita de Pedro Sánchez a Amer era visitar las instalaciones de la multinacional farmacéutica española HIPRA. No es una visita intrascendente. En HIPRA se está trabajando en una nueva vacuna contra el Covid. Y Sánchez ha querido conocer de primera mano cómo están los avances en este sentido.

En diciembre ya visitó HIPRA Salvador Illa en calidad de ministro de Sanidad del gobierno central. Se trata de una farmacéutica con 38 filiales distribuidas por todo el mundo con un alto nivel de investigación, producción y comercialización de vacunas para sanidad animal. Debido a la pandemia del coronavirus, la empresa dio un paso adelante en la investigación en salud humana y se puso a disposición de las autoridades sanitarias para la lucha contra esta enfermedad.



Una veintena de manifestantes insulta y abuchea a Sánchez

A diferencia de lo que sucedió en la anterior visita de Sánchez a Cataluña, acompañando a Felipe VI en la planta de SEAT, esta vez sí hubo representación institucional del Govern provisional catalán. La consejera de Salud Alba Vergés, acompañó a la comitiva que completaban la ministra de Sanidad, Carolina Darias, y el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque.

A Sánchez le ha recibido en Amer un pequeño grupo de radicales separatistas con banderas independentistas y cruces amarillas, que se ha encargado de recordarle que estaba en "territorio Puigdemont". Sánchez ha sido insultado y abucheado.



Las medidas de seguridad eran extremas. De hecho había tantos Mossos como manifestantes. Y Sánchez pudo entrar y salir del recinto sin problemas aprovechando el cordón policial activado para evitar que los manifestantes pudieran acercarse al presidente del Gobierno.

Laura Borràs, la presidenta del Parlament catalán, ha aprovechado para darle a Sánchez la bienvenida a su manera: "Hay personas que con el ejercicio de las responsabilidades que les han conferido los ciudadanos pueden visitar y desplazarse por allí donde creen conveniente y otros no pueden hacerlo y también son representantes de los ciudadanos". Y ha lamentado que Puigdemont "puede moverse libremente por toda Europa y no puede poner los pies en Cataluña y, este caso, en su lugar natal". 



 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario